8 de abril de 2020
 
Publicado 26/02/2020 20:17:31 +01:00CET

Presidentes del Parlamento andaluz coinciden en destacar la naturaleza "festiva y reivindicativa" del 28F

Presidentes del Parlamento de Andalucía reunidos en un coloquio en la Cámara autonómica a los 40 años del referéndum de autonomía.
Presidentes del Parlamento de Andalucía reunidos en un coloquio en la Cámara autonómica a los 40 años del referéndum de autonomía. - PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Ocho de los diez presidentes que ha tenido el Parlamento de Andalucía a lo largo de su historia han compartido este miércoles un coloquio en la Cámara autonómica en el que han recordado los momentos vividos en los 40 años transcurridos desde el referéndum para la autonomía de Andalucía celebrado el 28 de febrero de 1980, una fecha cuyo carácter "festivo y reivindicativo" han coincidido en destacar.

De esta manera, el coloquio, que se ha prolongado durante más de hora y media moderado por el periodista José Luis Losa, se enmarca en el programa de actividades diseñado por la Cámara andaluza con motivo del 40 aniversario de dicho referéndum --que este jueves continuará con un encuentro de ex diputados--, y ha reunido a todos los presidentes del Parlamento, salvo Ángel Manuel López --que dirigió la Cámara entre 1986 y 1988--; y Fuensanta Coves, presidenta de la institución de 2008 a 2012, que no han podido asistir.

Así, han participado en la charla-coloquio Antonio Ojeda, José Antonio Martín Rite, Diego Valderas, Javier Torres Vela, María del Mar Moreno, Manuel Gracia, Juan Pablo Durán y Marta Bosquet, y al mismo han asistido autoridades como los presidentes de la Cámara de Cuentas y del Consejo Audiovisual de Andalucía, Antonio López y Antonio Checa, respectivamente, así como el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu.

El primer presidente del Parlamento andaluz --entre 1982 y 1986--, Antonio Ojeda, natural de Escacena del Campo (Huelva), ha recordado el "momento histórico" que supuso la constitución de dicha institución, entonces en el Real Alcázar de Sevilla, sede desde la que, posteriormente, se trasladó a la actual de la Fundación Cajasol, en la Plaza de San Francisco, y después a la sala de San Hermenegildo, en la plaza de la Gavidia de la capital hispalense.

Ha señalado que el "gran reto" que tenían entonces los parlamentarios andaluces era "construir la autonomía" como "instrumento para transformar nuestra tierra y sus ciudadanos", y ha destacado que a lo largo de estos últimos 40 años se ha conseguido "mucho", gracias a la colaboración del pueblo andaluz y a los políticos "de todos los partidos", según ha valorado.

Por su parte, José Antonio Marín Rite, presidente del Parlamento entre 1988 y 1994, y natural de Valverde del Camino (Huelva), ha recordado que vivió el traslado de la Cámara al antiguo Hospital de las Cinco Llagas de Sevilla, una inauguración que el entonces rey Juan Carlos I no pudo protagonizar porque días antes "se rompió un pie".

Según ha explicado, en su época como presidente del Parlamento existía en la Cámara "preocupación" por saber "dónde iba a llegar esto" de la autonomía, por lo que recuerda "con satisfacción" que con el tiempo "se fue estableciendo una cierta estabilidad".

RECUERDOS DE LA LEGISLATURA DE LA 'PINZA'

Diego Valderas, presidente del Parlamento entre 1994 y 1996 y natural de Bollullos Par del Condado (Huelva), ha tildado de "inolvidable" dicha legislatura, conocida como la de la 'pinza' entre PP e IU frente al PSOE, "para los actores políticos de primera fila y para el Parlamento en su conjunto".

Fue una legislatura "muy difícil y tensa, pero al mismo tiempo apasionante", en la que aprendió a conocer a los andaluces de una forma "profunda", según ha relatado Valderas, que también ha indicado que fue la de la "deuda histórica", que "marcó los debates" en la Cámara.

Además, el que fuera coordinador general de IULV-CA ha explicado que le sirvió, en su etapa de presidente del Parlamento, el mensaje que le trasladó el entonces líder federal de IU, Julio Anguita, en su toma de posesión, el de que "la institución debía estar por encima de las fuerzas políticas".

Por otro lado, Valderas ha recordado como anécdota el debate presupuestario que quedó marcado por un ataque de risas de los parlamentarios que "dio la vuelta al mundo" y que se desencadenó tras la "tensión" generada después de "votaciones continuas de empates".

Su sucesor en la presidencia del Parlamento, el jiennense Javier Torres Vela --quien más años ha ocupado el cargo, entre 1996 y 2004-- ha incluido entre sus recuerdos la inauguración de la ampliación del edificio de la Cámara, en 2003, entonces sí con la asistencia del rey Juan Carlos, quien "dijo que era el mejor parlamento que había en España y uno de los mejores que había visto en Europa".

Torres Vela ha indicado que fueron dos legislaturas "duras en lo político", con "confrontación" entre el Gobierno andaluz --entonces presidido por el socialista Manuel Chaves-- y el central, que entonces dirigía el 'popular' José María Aznar, y con actividad terrorista por parte de ETA, que en aquellos años, por ejemplo, asesinó al concejal del PP en Sevilla Alberto Jiménez Becerril y su esposa, Ascensión García Ortiz, según ha recordado.

REFORMA DEL ESTATUTO

Tras Torres Vela le tocó el turno a Mar Moreno, la primera mujer presidenta del Parlamento andaluz --entre los años 2004 y 2008--, natural de La Carolina (Jaén), quien ha destacado que, en dicha legislatura, la Cámara autonómica tuvo "un enorme protagonismo femenino" de la mano de diputadas y portavoces como Teófila Martínez (PP-A), Concha Caballero (IU) y Pilar González (PA).

Además, fue "la legislatura de la reforma del Estatuto" de Autonomía, algo "muy necesario y oportuno" para "poner en hora el reloj de Andalucía adaptándolo a una nueva realidad", y que contó con "un respaldo total" en la Cámara. En esa línea, ha comentado que el trabajo que le tocó vivir fue "muy intenso", y "el momento más memorable o significativo" para ella llegó al llevarle el nuevo Estatuto al entonces presidente del Congreso de los Diputados, Manuel Marín.

Ha explicado que entonces era "consciente" de que estaba "llevando un cachito de la historia" de Andalucía "en el bolso", porque ya entonces llevó el Estatuto en un 'pen drive', según ha recordado.

El presidente del Parlamento entre 2012 y 2015, Manuel Gracia, de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), ha confesado que vivió "años muy complicados desde el punto de vista económico y social", ya que la crisis estaba en su "punto álgido", y "se palpaba en la calle la situación de absoluta y extrema necesidad" en la que se encontraba un sector de la población.

"La situación era grave, y en el Parlamento no vivíamos de espaldas a la realidad", ha incidido Gracia, quien ha advertido además de que entonces le "preocupaba" lo que ya atisbaba como "el inicio de una crisis de representación en la política española", plasmada, por ejemplo, en el movimiento del 15M, y eso le "llevaba a entender que la presidencia del Parlamento era un instrumento importante para intentar hacer algo para recuperar el prestigio de la institución parlamentaria que estaba siendo cuestionada".

Tras Manuel Gracia, el penúltimo presidente del Parlamento hasta ahora ha sido el cordobés Juan Pablo Durán --entre 2015 y 2018--, quien ha descrito como "caótico" el inicio de su legislatura al frente de la Cámara autonómica, con episodios como que no hubiera una investidura de presidente de la Junta --en este caso, de la socialista Susana Díaz-- "hasta 90 días" después de las elecciones.

No obstante, posteriormente los plenos de la legislatura se vivieron "con relativa tranquilidad, sin alteraciones graves", según ha manifestado Durán, quien ha expresado su agradecimiento a los portavoces de entonces de los grupos parlamentarios "el talento con el que afrontaron las decisiones".

Finalmente, la actual presidenta del Parlamento, la diputada de Cs por Almería Marta Bosquet, ha agradecido a sus antecesores su predisposición para participar en este coloquio, y ha sostenido que la legislatura presente viene marcada por una "diferencia" respecto a las anteriores, derivada del hecho de que, por primera vez tras 37 años de gobiernos socialistas, el Ejecutivo, de coalición --entre PP-A y Cs--, no cuenta con el PSOE-A, ahora en la oposición.