PSOE-A avisa a la Junta: La negociación presupuestaria se llevan a cabo "una vez aprobado el proyecto de ley"

Actualizado 29/05/2019 14:40:24 CET
El portavoz del Grupo Socialista del Parlamento de Andalucía, Mario Jiménez, atiende a los medios de comunicación.
Jesús Prieto - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Socialista, Mario Jiménez, ha advertido este miércoles al Gobierno andaluz de que las negociaciones presupuestarias, en relación a las cuentas para 2019, se llevan a cabo "una vez que aprobado el proyecto de ley" por parte del Consejo de Gobierno, por lo que ha pedido al Ejecutivo andaluz "seriedad y rigor".

Así se ha pronunciado Jiménez, a preguntas de los periodistas en rueda de prensa, después de que el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, criticara que PSOE-A y Adelante Andalucía han declinado esta semana participar en una ronda de reuniones con el consejero de Hacienda, Juan Bravo.

El dirigente socialista ha lamentado "la falta de seriedad y rigor" con la que se prodiga este Gobierno "cada martes sistemáticamente" y se ha mostrado convencido de que el Ejecutivo andaluz "lo único que ha buscado es la excusa para sentarse con la extrema derecha", en alusión al Vox.

Así, tras apuntar que el PSOE-A en ningún momento ha recibido un contacto "formal" por parte del Gobierno, ha explicado que el portavoz del PSOE-A en la Comisión de Hacienda fue parado en un pasillo del Parlamento "por alguien que no sabe quién es y que en diez segundos le dijo que el Gobierno andaluz quería hablar en abstracto del Presupuesto".

"No era nadie reconocible del equipo de Hacienda, puede que un espontáneo o el fantasma de sor Úrsula", ha indicado Jiménez, quien ha señalado que después de ese contacto, el Gobierno andaluz no se ha vuelto a dirigir a su partido "ni ha descolgado siquiera el teléfono", lo que considera "absolutamente impresentable".

Así, tras insistir en la necesidad de que el Presupuesto llegue primero al Parlamento para que su grupo pueda estudiarlo, ha apuntado que lo que conocen hasta el momento son las bases fiscales y están "radicalmente en contra" porque lo único que hacen es bajar los impuestos "a los 300 andaluces más ricos y subirle al resto el coste de los servicios públicos".