Actualizado 26/06/2014 18:36 CET

El PSOE critica el "chiste malo" de querer "ahorrar quitando cristales a las farolas del casco antiguo"

JAÉN, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Jaén ha calificado de "chiste malo" la propuesta hecha por el equipo de gobierno (PP) del Ayuntamiento a asociaciones de vecinos del casco antiguo de la capital para "dejar sin cristales las farolas" como "medida de ahorro".

"Es propia de cómic, al estilo de 'Los grandes inventos del TBO' de los años 20", ha afirmado este jueves en una nota la portavoz socialista, María del Mar Shaw, quien ha lamentado que ésta sea la propuesta "estrella del plan de ajuste municipal" con la que el alcalde, José Enrique Fernández de Moya, "piensa sorprender al ministro Montoro" para explicarle cómo va a hacer frente a los 439 millones de euros de deuda" que acumula el Consistorio.

A su juicio, es "vergonzoso" que el regidor, que "mensualmente debe pagar 1,5 millones de euros en intereses por los préstamos contraídos con los bancos para el Ayuntamiento más endeudado de España", pretenda reducir costes quitando los cristales a las farolas. Igualmente, ha apuntado que, mientras "regala mensualmente 720.000 euros extra a FCC, además de lo que cobra habitualmente, por no tener contrato de limpieza viaria y recogida de basura al día", ahora también "quiere ahorrarles el trabajo de limpieza".

"Ha llegado al extremo del surrealismo", ha incidido la concejal, para la que en esta medida, que recogen medios locales, ni siquiera se han tenido en cuenta aspectos como si dejar al descubierto las luminarias sometidas a la lluvia o al polvo que las funda o reduzca su capacidad lumínica no puede hacer que sea, a larga, contraproducente.

Junto a ello, ha recordado que desde hace casi un año hay una nueva empresa concesionaria encargada del alumbrado público "que en este tiempo ha cosechado el descontento general de la población por no ser capaz de prestar un servicio con unos mínimos de calidad y gracias a la cual la capital luce a oscuras en muchos barrios y en zonas tan importantes como los polígonos industriales o el parque del Bulevar".

Shaw ha afirmado que el PP ha presentado un plan de ajuste que es de obligado cumplimiento al Ministerio de Hacienda para avalar los préstamos que por 253 millones de euros ha contraído el Consistorio en el que "hay medidas tan crudas como reducir un cinco por ciento el personal y elevar hasta los tipos máximos los impuestos y los precios públicos".

"Hasta ahora, lo único que han aplicado de ese plan es apagar las luces de los despachos al salir y apagar el stand-by de los aparatos eléctricos de las dependencias municipales. Fernández de Moya se está haciendo el remolón para que el trago amargo de este plan lo asuma otro tras las próximas elecciones", ha asegurado.