Sale a subasta por 100.000 euros la obra 'Personajes y bodegón', de Rafael Zabaleta

Publicado 23/02/2019 11:09:38CET
SALA RETIRO

QUESADA (JAÉN), 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La obra 'Personajes y bodegón', de Rafael Zabaleta, ha salido a subasta por 100.000 euros. La venta, prevista el 26 de febrero con carácter presencial en la Sala Retiro de Madrid, coincide con la de otros dos óleos del pintor de Quesada (Jaén) en la madrileña Ansorena y en la sede londinense de Sotheby's.

"Es una satisfacción porque venimos de unos años de parón en el mercado artístico y se había devaluado las obras de esa época. Estaban saliendo con precios muy bajos y, en especial, Zabaleta", ha apuntado a Europa Press la directora de su museo en Quesada, Rosa Valiente, sobre la coincidencia de estas tres subastas a final de este mes.

Ha valorado especialmente la de la Sala Retiro, con un precio de salida de 100.000 euros, punto en el que ha defendido que "ya es hora de que Zabaleta recupere ese valor que tiene dentro de la historia de arte español". En las otras dos --'Bodegón con cerámica y flores' y 'Nocturno de los gatos'-- oscilan entre 16.000 y en torno a 27.000 euros.

Un "movimiento y revalorización" en la obra de Zabaleta que es, además, "muy positivo para el propio museo", ya que supone también una mayor difusión de su arte que puede repercutir en una mayor afluencia a este espacio en su pueblo natal.

Sobre 'Personajes y bodegón', un óleo sobre lienzo de 81 por 100 centímetros, ha explicado que es de 1949, justo cuando el autor realiza el cambio hacia su última etapa, en la que "ya sintentiza mucho las formas y estructuras, muy linealmente" y "se queda con la esencia de la composición".

"El tránsito lo hace entre 1948 y 1949. Comienza a introducir colores mucho más saturados, intensos, vivos, casi aplicados directamente del bote", ha comentado Valiente. Esos colores "muy potentes" se aprecian en la obra, en la que "utiliza también mucho la línea para el contorno de las formas y figuras".

Coloca a los tres personajes "frontalmente, hieráticos, sin conexión" y "los usa más como elemento plástico para componer". Apenas hay perspectiva, de modo que "sitúa un plano detrás de otro, pero sin profundidad".

En el más cercano, aparece un puesto de golosinas y tras él la familia de feriantes, aunque "también se ajustan al tipismo del campesino que pintaba Zabaleta". En el fondo plantea tres franjas verticales en rojo, amarillo y rojo sobre el que coloca una bandeja y "lo equilibra perfectamente con las dos escarapelas a los lados".

'NOCTURNO DE LOS GATOS'

En Sotheby's, sale a la venta 'Nocturno de los gatos' (1958) dentro de la subasta de arte impresionista y moderno, fijada para el próximo día 27. La puja se puede realizar tanto en la sala londinense como por Internet o teléfono. En este caso, el precio de salida se determinará en la misma jornada por el subastador teniendo en cuenta el interés suscitado. La entidad plantea una estimación de entre 27.813 y 38.938 euros y el valor inicial suele estar algo por debajo de la horquilla.

Se trata de un óleo sobre lienzo de 93 por 81 centímetros pintado en la última época de Zabaleta, apenas dos años antes de su muerte, en la que "se destaca más por la línea y el contorno, la geometría que utiliza". Valiente ha aludido a su composición "muy equilibrada" en la que "todo está muy estudiado".

Emplaza a los tres gatos frontalmente en un triángulo, flanqueados por dos árboles con dos escenas nocturnas detrás, un desnudo y un estudio, y el paisaje que culmina con un celaje azul oscuro, la Luna y nubes que "dan cierto halo de misterio". "Todo es frontal y muy esquemático. Zabaleta utiliza sobre todo la línea y los tonos son fríos, azules, violáceos", ha añadido.

Finalmente, la Sala Ansorena, de Madrid, ha sacado a la venta 'Bodegón con cerámica y flores', un óleo sobre lienzo de 61 por 50 centímetros de 1947, por lo que el pintor "todavía no ha tenido esa evolución" hacia su última etapa. La subasta, fijada el 28 de febrero, tiene un precio de salida de 16.000 euros.

"Tiene esa forma de pincelada corta, más realista, no usa tanto la línea. Recuerda, incluso, a pintores como Gauguin. Aún no ha dado el salto a esa otra manera de pintar, utilizando colores planos, sin matices, sus tonos son zonas yuxtapuestas, pero que no concatena la pincelada, no la arrastra", ha indicado la directora del museo, quien ha hablado también de cierta perspectiva, lejanía, con un paisaje de fondo.