Publicado 23/06/2020 18:01:28 +02:00CET

Sanidad constató la "muy baja" circulación del Covid-19 en Andalucía para permitir su pase a Fase 3 de la desescalada

Terrazas de bar durante el primer día de inicio de la Fase 3 de la desescalada, cuando los bares y restaurantes tienen permitido el consumo en barra, y el aforo del 50% en interior y el 75% en terraza. En Sevilla, (Andalucía, España), a 08 de junio de 202
Terrazas de bar durante el primer día de inicio de la Fase 3 de la desescalada, cuando los bares y restaurantes tienen permitido el consumo en barra, y el aforo del 50% en interior y el 75% en terraza. En Sevilla, (Andalucía, España), a 08 de junio de 202 - María José López - Europa Press

SEVILLA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Gobierno de España constató que la circulación del Covid-19 era "muy baja" en Andalucía para permitir el pase íntegro de la comunidad autónoma a la Fase 3 de la 'desescalada' de la crisis del coronavirus, incluyendo las provincias de Málaga y Granada, que estuvieron en la Fase 2 una semana menos que las otras seis provincias andaluzas.

Así se recoge en el informe del Ministerio de Sanidad de análisis sobre la situación epidemiológica y las capacidades estratégicas sanitarias de Andalucía dentro del 'Plan de Transición hacia una nueva normalidad' por el que se autorizó el pase a Fase 3 de toda la comunidad autónoma desde el lunes 8 de junio, y que el departamento que dirige Salvador Illa ha publicado en su página web.

De este modo, el informe, consultado por Europa Press, constataba una mejora de la "situación epidemiológica" de "todas las provincias" de Andalucía en las dos últimas semanas antes de su elaboración, con un descenso en la incidencia acumulada en los últimos 14 días desde 3,10 casos por 100.000 habitantes del anterior informe a 1,85 por fecha de notificación, y de 1,28 casos por 100.000 habitantes a 0,64 por fecha de inicio de síntomas.

Con estos datos, se podía considerar que la "circulación" de SARS-CoV-2 en Andalucía era "muy baja", según señala el informe suscrito por la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, que también valora el "plan de acción" implementado por la comunidad autónoma "ante el incremento de casos, cumpliendo con las capacidades requeridas para disponer en el plazo máximo de cinco días de entre 37 y 40 camas de agudos por 10.000 habitantes, y entre 1,5 y dos camas de unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por 10.000".

Además, Andalucía contaba en el momento de realización del informe --fechado el 5 de junio-- con "una reserva de materiales que cubre entre 15 y 60 días de actividad", y que no había sufrido "ninguna rotura de stock en los últimos siete días".

RECURSOS HUMANOS "ADECUADOS"

"Los recursos humanos en general son adecuados y se han reforzado durante la onda epidémica y durante la fase de desescalada", añade también el informe, que señalaba también un descenso de "la presión por Covid-19 a nivel hospitalario" y "una descongestión del sistema sanitario que ha permitido retomar la actividad asistencial habitual de los centros hospitalarios de forma progresiva".

De igual modo, Sanidad constataba que, respecto al diagnóstico precoz y el seguimiento de los casos y sus contactos en Atención Primaria, la comunidad autónoma había "consolidado la estrategia de vigilancia que entró en vigor el 11 de mayo", que se podía ver "reflejada en la mejora de sus indicadores y notificación" al Sistema de Vigilancia en España (Sivies).

Así, Andalucía alcanzaba unos tiempos de diagnóstico de "dos días entre inicio de síntomas y consulta; de 2,5 días entre inicio de síntomas y diagnóstico, y de un día entre fecha de consulta y diagnóstico", y los tiempos para el aislamiento se cifraban en dos días desde el inicio de síntoma y "cero días entre la fecha de consulta y el aislamiento".

El Ministerio de Sanidad también valoró el "esfuerzo" de la comunidad autónoma por "aumentar su capacidad de laboratorio, pasando de una capacidad de 6.000 PCR al día a 14.930 diarias en el último mes", y el sistema de vigilancia epidemiológica de Andalucía "reforzado y bien coordinado a todos los niveles".

De igual modo, el informe constata que se ha desarrollado en la comunidad, "en la historia única de salud, el módulo para el seguimiento de contactos identificados", así como "un programa de formación específico para las actividades de estudio de contactos en Atención Primaria y en centros sociales residenciales".

Sobre estos últimos, Sanidad recuerda que, "desde el inicio del estado de alarma", se implantó "un plan específico para garantizar una adecuada atención a los centros residenciales y otros centros sociosanitarios", y "para el seguimiento de los casos a nivel de los centros sociales y residenciales se cuenta con 294 enfermeras gestoras de casos en coordinación con Epidemiología de Atención Primaria". Además, "se han realizado test rápidos a todos los residentes y trabajadores de las residencias en seguimiento y confirmación necesaria posterior con PCR", según confirma también el informe.

El documento del Ministerio de Sanidad también alude a la difusión, por parte de la Consejería de Salud y Familias, de "mensajes y recomendaciones a la ciudadanía y profesionales" a través de programas de prevención y promoción de la salud, así como a la adaptación de la ciudadanía "de forma satisfactoria a las recomendaciones basadas en el distanciamiento físico".

Finalmente, el informe señala que Andalucía "ha presentado un plan de movilidad para la comunidad autónoma", y por parte de la herramienta 'big data' del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana "se está realizando un seguimiento para analizar la evolución de cada municipio y poder detectar posibles incrementos de movilidad no deseados".

RECOMENDACIONES

Con todo, y aunque constata que la tendencia de la pandemia es "muy favorable" en Andalucía, el Ministerio de Sanidad considera "necesario realizar un seguimiento estrecho de la situación epidemiológica para valorar de forma continua el impacto de las distintas fases de la desescalada".

Así, recomienda también "hacer seguimiento continuo de la realización de pruebas de diagnóstico por PCR como mínimo al 80-100% de los casos sospechosos en Atención Primaria en un plazo de 24 horas y el seguimiento de sus contactos estrechos", así como "potenciar el autodiagnóstico y autoaislamiento, junto a la consulta remota de casos sospechosos y así reducir los tiempos entre fecha de inicio de síntomas, diagnóstico y aislamiento".

Otras recomendaciones que da Sanidad son las de "hacer seguimiento continuo de la coordinación entre servicios de Atención Primaria, centros residenciales y Salud Pública para detectar rápidamente y controlar las fuentes de infección", y "monitorizar el cumplimiento de las restricciones de movilidad en cada una de las fases".

Contador

Para leer más