Actualizado 27/01/2021 11:10 CET

Santa Fe y Atarfe (Granada) evalúan los daños de los terremotos y si han tenido alcance estructural

Vecinos de Granada, salen a la calle tras tres terremotos consecutivos de magnitud  oscilante entre 3,9 y 4,3. En la fotografía vecinos del barrio Zaidin- Vergeles. Granada (Andalucía) a 27 de enero del 2021
Vecinos de Granada, salen a la calle tras tres terremotos consecutivos de magnitud oscilante entre 3,9 y 4,3. En la fotografía vecinos del barrio Zaidin- Vergeles. Granada (Andalucía) a 27 de enero del 2021 - Álex Cámara - Europa Press

GRANADA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los ayuntamientos de Santa Fe y Atarfe (Granada), en cuyo entorno se ha situado el epicentro de unos 40 seísmos en el entorno desde las 22,36 horas del martes a las 6,40 horas de este miércoles, evalúan los daños materiales que han dejado estos seísmos y si han tenido alcance estructural, en una jornada en que el municipio santaferino ha suspendido las clases por prevención.

Así lo ha informado el Ayuntamiento de Santa Fe en su perfil de Facebook, consultado por Europa Press, en el que ha detallado que ha decidido "la suspensión presencial" de las clases en los centros educativos del municipio "por responsabilidad y seguridad para todos hasta que puedan llevarse a cabo las tareas de inspección técnica pertinentes que den la mayor de las garantías a toda la comunidad educativa".

En tanto se lleva a cabo este análisis técnico de los centros educativos, el Ayuntamiento ha pedido disculpas por las molestias a los vecinos, incidiendo en que "estos momentos prima la seguridad", sobre todo de los más pequeños.

EVALUACIÓN DE COLEGIOS DE SANTA FE

En declaraciones a Canal Sur Televisión, el alcalde de Santa Fe, Manuel Gil, ha señalado que los daños pueden ser de mayor entidad que los que se derivaron del terremoto que se dejó sentir en el municipio metropolitano el pasado sábado, si bien eso lo habrán de determinar los técnicos en las próximas horas.

Gil ha explicado que no llegó a haber desalojos en el municipio, donde buena parte de los vecinos se echó a la calle a última hora de este pasado martes y pasada la medianoche tras los tres seísmos de 4,2 y 4,5 grados de magnitud que se sucedieron en el transcurso de una hora.

Los vecinos se fueron concentrando en "espacios" abiertos habilitados por el Ayuntamiento como polideportivos o parques para pasar la noche, ha explicado el alcalde que, en referencia a la decisión de suspender las clases, ha destacado la comprensión de la Delegación de Educación y Deporte de la Junta en Granada. "Como con la pandemia, todos los días se aprende algo", ha asegurado.

INSPECCIÓN EN ATARFE

En Atarfe sí han podido comenzar las clases con normalidad después de que técnicos municipales inspeccionaran en la noche del martes los centros educativos para confirmar que no se han producido daños estructurales, según ha detallado a Europa Press el alcalde de la localidad, Pedro Martínez.

Las primeras revisiones han descartado grandes desperfectos en viviendas e instalaciones públicas, aunque será este miércoles cuando se analice con detenimiento los daños que han provocado estos seísmos, haciendo especial hincapié en todas aquellas instalaciones e inmuebles que ya se vieron afectados por el terremoto del pasado sábado, que alcanzó una magnitud de 4,4.

Los terremotos del martes se sintieron "con mucha intensidad" en Atarfe, especialmente los de magnitud 4,2 y 4,5, y al ser tan seguidos la gente "se echó a la calle". "Teníamos pánico", ha reconocido el regidor, quien informa de que la mayor parte de la población ha dormido a la intemperie o en el parque habilitado por el municipio al efecto. Otros se cogieron el coche y se fueron al campo. El municipio mantiene abierta la oficina habilitada a principios de semana para recoger las incidencias y reclamaciones de los damnificados.

Para leer más