Tropicopter, empresa de vuelos turísticos en helicóptero, ofrece visitas a la Alhambra a vista de pájaro

Publicado 25/12/2015 12:14:33CET
Granada
GETTY

MOTRIL (GRANADA), 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

Tropicopter, la empresa afincada en Motril (Granada) dedicada a ofrecer vuelos turísticos en helicóptero, ha ampliado sus fronteras para ofrecer a los turistas no sólo la costa granadina a vista de pájaro, sino también la Alhambra, el monumento más visitado del país.

Esta es sólo una de las novedades de Tropicopter desde que se implantó en el puerto motrileño en 2012 con la intención de ser un atractivo más para los cruceristas que arribaran a la dársena granadina, un trabajo que finalmente ha ido más allá ofreciendo sus servicios a motrileños y visitantes de cualquier parte de España, ha contado a Europa Press la responsable de la empresa, Eva García Llamas.

Excursiones de diez minutos sobrevolando el Castillo de Salobreña hasta jornadas de 'Skimar', llegar de la costa granadina a Sierra Nevada, "los dos extremos con los que cuenta la provincia en una excursión exclusiva", son algunos de los servicios que la empresa motrileña ha ido implantando a lo largo de tres años desde que se convirtiera en la única en toda Andalucía en ofrecer este tipo de servicios y que "gustan más o menos por igual porque depende siempre del cliente".

A los viajes por la Costa, los acantilados y sierras del sur de la provincia granadina, la Granada monumental y la Alpujarra, se han sumado excursiones a Almería, Málaga y la Axarquía, "en las que se sobrevuela lo mejor de la zona desde una perspectiva diferente".

Pero no sólo de turismo vive Tropicopter ya que en la cartera de servicios ofrece también transporte de pasajeros, aerotaxi, de mercancías, soporte publicitario e, incluso, para profesionales de la imagen y la filmación aérea.

Además de por aire, Tropicopter ha añadido a su oferta excursiones por mar en un lujoso yate de 47 pies que cuenta con una "tripulación experta" para poder ver "kilómetros de aguas transparentes, con corales y praderas de posidonia, cielos azules y sol tropical" desde la cubierta, ha concluido García Llamas.