UGT y CCOO rechazan el teléfono de violencia intrafamiliar por ser "un retroceso" y "desmantelar" la violencia machista

Publicado 11/09/2019 17:40:37CET
Folletos de información sobre el teléfono de atención a la mujer del Instituto Andaluz de la Mujer, elaborado en diferentes idiomas.
Folletos de información sobre el teléfono de atención a la mujer del Instituto Andaluz de la Mujer, elaborado en diferentes idiomas. - INSTITUTO ANDALUZ DE LA MUJER

SEVILLA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha aprobado este miércoles la puesta en marcha de un teléfono de Violencia Intrafamiliar, un servicio que ha cosechado las críticas de UGT y CCOO, que coinciden en considerar que "es el primer paso para desmantelar el concepto de la violencia machista en Andalucía", como sostiene el sindicato ugetista, mientras que CCOO de Andalucía ha argumentado que es "un retroceso que solo busca invisibilizar la realidad de la violencia machista que tanto ha costado hacer emerger como problema social".

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha instado este miércoles a la Consejería de Igualdad a la puesta en marcha de un servicio de atención telefónica para personas víctimas de violencia intrafamiliar y elaborará protocolos de derivación a los servicios públicos para su seguimiento.

Según el Gobierno andaluz, se atenderá cualquier violencia doméstica incluida en el concepto del Código Penal, con independencia de la persona que ejerza o reciba esa violencia, que se base en una razón criminológica y no tenga relación con la violencia de género y sostiene que la nueva línea no sustituirá a la de violencia de género.

La secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, ha publicado un tuit en su cuenta de Twitter donde ha señalado que "la violencia de género, existe, es una lacra, su erradicación debe ser uno de los objetivos de una sociedad democrática". "Cambiar la denominación es querer cambiar el concepto a lo que nos opondremos frontalmente. No todo vale, a las mujeres nos asesinan por ser mujeres y punto", ha proseguido afirmando Castilla en su tuit.

UGT Andalucía ha asegurado en un comunicado que "la Junta de Andalucía asume el discurso de su socio de gobierno Vox, que manifiesta una y otra vez que la violencia no tiene género, chocando frontalmente con la realidad de lo que sí es la violencia machista y con la normativa aplicable al respecto", mientras que CCOO, la secretaria de la Mujer, Yolanda Carrasco, ha criticado también en una nota al Ejecutivo andaluz por "apropiarse de la ideología misógina de sus socios de Gobierno".

"Volver al concepto de violencia doméstica o violencia intrafamiliar es ignorar cuestiones determinantes que fundamentan la violencia contra las mujeres, que es quien la ejerce, los hombres, contra quien se ejerce, contra las mujeres y las razones por las que se ejerce: por el mero hecho de ser mujeres", ha señalado UGT.

Yolanda Carrasco ha sostenido que "el Gobierno autonómico debe ser el garante de dar cumplimiento a la norma básica de la comunidad, el Estatuto de Autonomía, y con medidas como ésta siembran la duda de que puedan hacerlo". La dirigente de CCOO ha afirmado que "se dejan llevar por intereses particulares de una minoría parlamentaria que quiere condicionar la agenda en detrimento de la igualdad".

"Que el Gobierno de la Junta comparta un discurso misógino que entiende que se penaliza a los hombres en el tratamiento de la violencia machista actual, es tomar una posición política que niega lo evidente, en primer lugar las estadísticas: quiénes son los que asesinan y violan, y quiénes son las asesinadas y violadas", ha indicado UGT en su comunicado, quien ha proseguido considerando que "también se obvian todas las investigaciones y reivindicaciones sobre la desigualdad y la violencia contra las mujeres, con base científica e histórica".

UGT Andalucía ha manifestado que "el Gobierno de la Junta está actuando con una clara intencionalidad de mantener e incluso invisibilizar esta lacra que atenta contra la integridad física y psíquica de la mitad de la población sobre la que gobierna".

"Por mucho que la consejera (en referencia a la titular de Igualdad, Rocío Ruiz) mantenga en sus declaraciones que el teléfono de violencia intrafamiliar no sustituirá al de violencia machista", ha manifestado UGT en su comunicado, "entendemos que no hay cabida para el primero, ya que la Junta de Andalucía ya tiene teléfonos de atención al maltrato y abuso infantil, de maltrato a mayores y de violencia juvenil, por lo que desde nuestra Organización no entendemos la duplicidad de servicios de atención, puesto que todos los casos de violencia intrafamiliar, es decir, la que se da en el ámbito de la familia cuando no es violencia de género, ya están lo suficientemente cubiertos".

CCOO ha considerado que éste y otros "ataques perpetrados contra la lucha por la igualdad escenificados en lo que va de mandato" han supuesto "ataques frontales al Estatuto, que recoge como principio rector la lucha por la igualdad".

Yolanda Carrasco ha insistido en que es "indignante que demos pasos atrás y volvamos a ocultar la violencia de género". El sindicato ha recordado que desde organizaciones sindicales, políticas, movimientos feministas y la sociedad civil se están dando "pasos importantes" por hacer emerger las violencias machistas y poder combatirlas, por eso "no vamos a tolerar que se vuelva a tapar" con medidas que solo "buscan esconder que se están asesinando a mujeres por el hecho de serlo".

"Por todas estas razones UGT Andalucía denuncia que esta actuación de la Consejería de Igualdad es un paso marcado por la ultraderecha, cuya intencionalidad es confundir a la ciudadanía sobre lo que es violencia machista, retroceder en las políticas dirigidas a combatir la violencia contra las mujeres y reducir los recursos de atención a las víctimas", ha manifestado en su nota.

Mientras que CCOO ha exigido a la Consejería de Igualdad que "rectifique su viraje a la ultraderecha" y que "deje de dar por válidos planteamientos misóginos desde una Consejería cuya función es hacer real y efectiva la Igualdad, no hacernos retroceder en derechos y confundir a la ciudadanía con premisas falsas".

CCOO ha exigido a Ruiz que "deje de ser correa de transmisión de los intereses particulares de la extrema derecha y empiece a mirar a las mujeres que sufren día a día la violencia en todas las esferas de su vida".

Contador