Publicado 23/01/2021 11:14CET

Vox llevará al Pleno del Parlamento debate para denunciar la "agresión" que supone la inmigración irregular

Una patera en a la playa.
Una patera en a la playa. - AYUNTAMIENTO DE ALMONTE - Archivo

SEVILLA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Vox ha registrado una proposición no de ley (PNL) en el Parlamento de Andalucía para su debate ante el Pleno, en la que denuncia la "agresión" que está sufriendo España con la inmigración irregular procedente de Marruecos, Argelia y Mauritania.

En la iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, se insta a la Junta a que pida al Gobierno central que bloquee e incluso anule "la expedición o concesión de visados de entrada en Europa a todos los ciudadanos de países emisores de inmigración irregular, como Argelia, Marruecos y Mauritania, en tanto en cuanto estos países no readmitan en sus fronteras a todos los inmigrantes irregulares que dejan salir de sus costas en dirección a España".

También se plantea que la Junta pida al Gobierno central que demande a las instituciones europeas que impongan sanciones económicas sobre Marruecos, Argelia y Mauritania, y que denuncie ante los organismos internacionales "la agresión" que sufre España por parte de los estados del norte de África, "al no controlar el tráfico irregular de personas dirigidas a nuestras costas".

Asimismo, se pide a la Junta que reclame al Gobierno nacional que,
en virtud de los artículos 23 y 24 de la Ley de Seguridad Nacional,
declare "la crisis migratoria como situación de interés para la seguridad nacional, de tal manera que se faculte el despliegue de todos los recursos humanos y materiales necesarios y suficientes, en aras de prevenir, proteger y disuadir el atraque de embarcaciones con inmigrantes ilegales en territorio nacional.

En la exposición de motivos de la iniciativa, Vox denuncia que a la actual situación de pandemia del coronavirus, se le suma "el colapso migratorio que asola nuestras costas desde el verano y que,
durante los últimos meses, se ha visto incrementado hasta niveles insostenibles". En las actuales circunstancias, según apunta, esta ola de inmigración clandestina está obligando a las administraciones a realizar una fuerte inversión en seguridad, instalaciones y material, y se ha movilizado una ingente cantidad de miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para poder atender y controlar la avalancha migratoria.

Toda esta situación, en opinión de Vox, "se está viendo favorecida por el nulo control al que Marruecos, Argelia y Mauritania
están sometiendo a sus fronteras": "El caso de Marruecos es especialmente llamativo, ya que, mientras mantiene sus fronteras con Ceuta y Melilla cerradas y sometidas a un férreo control, en cambio, no hace nada por impedir que salgan de sus costas oleadas de inmigrantes clandestinos".

Según Vox, esta situación de emergencia pone en grave riesgo la seguridad nacional y el estado de bienestar, y las distintas administraciones autonómicas y locales deben destinar todos los recursos disponibles a paliar los efectos de la crisis, y todas estas cuestiones en seguridad, sanidad y servicios sociales repercuten en el coste social de las autonomías y perjudican a los españoles, que no pueden soportar el coste del negligente control de fronteras perpetrado por países que atacan nuestra legalidad.

"España no puede cargar con la responsabilidad de la negligente actuación de estos estados en el cuidado de sus fronteras. Y es por eso que, en ejercicio de su soberanía y al igual que otras
naciones de Europa, debe tomar medidas urgentes para la protección de sus fronteras y el mantenimiento del estado social de derecho, así como garantizar la seguridad y bienestar de los españoles y extranjeros que se encuentran dentro de sus fronteras, en cumplimiento de la legalidad vigente", según recalca Vox.