20 de febrero de 2020
 

10 procesiones imprescindibles de la Semana Santa de Sevilla

Actualizado 07/04/2017 21:53:06 CET
       

   SEVILLA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional, atrae a miles de personas hasta Sevilla, donde los turistas llegan ávidos por conocer todos los entresijos de esta fiesta religiosa a la par que tradicional llena de peculiaridades, costumbres y momentos especiales.

   Desde el Domingo de Ramos y hasta el Domingo de Resurrección son un total de 122 pasos los que recorren las calles de la capital hispalense a cargo de las 61 cofradías que realizan la Carrera Oficial --recorrido que comprende desde la Campana, pasando por la calle Sierpes, la plaza San Francisco, y la avenida de la Constitución; hasta la Catedral de Sevilla--, si bien aquí os destacamos diez procesiones imprescindibles para disfrutar cómo un auténtico 'capillita'.

1. LA PAZ

   La hermandad del barrio sevillano de El Porvenir fue fundada por excombatientes del bando nacional al terminar la Guerra Civil, de ahí las advocaciones de sus titulares --Victoria y Paz--. En 2014, cumplió su 75 aniversario fundacional, copando de actos y cultos el año, como la salida extraordinaria de la Virgen de la Paz o el paso de la cofradía de manera excepcional por el interior de la Plaza de España, como hiciera allá por los años 70.

   Si bien no fue hasta el 1 de octubre de 2016 cuando la Hermandad vio a su Virgen de La Paz coronada canónicamente en la Catedral de Sevilla, poniendo el broche final al año.

   Si quieres disfrutar de esta imagen y de la de Nuestro Padre Jesús de la Victoria, el lugar idóneo es en su barrio, concretamente en su recorrido de vuelta por el parque de María Luisa.

   No obstante, este año, en el que la cofradía gana ocho minutos de paso dado a su crecimiento en los últimos años, no debes perderte la estampa típica del Domingo de Ramos ante la Torre Sur. La de este Domingo de Ramos será la primera salida de la Virgen tras su Coronación Canónica. La corona fue restaurada y enriquecida por los Hermanos Delgado para la ocasión. 

Foto de Eduardo Briones

2. SANTA MARTA

   La Semana Santa de Sevilla está llena de historias que marcan las singularidades de cada una de las cofradías que procesionan estos días y la Hermandad de Santa Marta, por otro lado única en mantener una cuadrilla de costaleros asalariados, es un claro ejemplo de ello. En este caso, la atención se centra bajo la mano derecha del Cristo de la Caridad, entre la alfombra de lirios morados, donde nace una rosa roja como símbolo de su sangre derramada.

   Y es que la leyenda urbana cuenta que fue el periodista Iñaki Gabilondo el que, en su etapa como director de Radio Sevilla, pidió que se pusiese aquella rosa ante la enfermedad de su esposa, si bien la historia parece ser que no fue exactamente así, ya que Radio Sevilla enviaba una rosa a cada una de las hermandades de la Semana Santa y fue el hermano mayor por aquel entonces, Manuel Otero Luna, el que pensó que, ante el grave estado de su mujer, la mejor manera de agradecerle aquel detalle a Iñaki Gabilondo era ubicándola lo más cerca posible del Cristo.

   Aquella historia sirvió para que el que fuera director de Radio Sevilla mantuviese una estrecha relación con la corporación del Lunes Santo. Cada año, la hermandad envía esta rosa, una vez que concluye la estación de penitencia, a algún hermano que se encuentre enfermo.

Foto de Eduardo Briones

3. SAN BENITO

   Esta hermandad, inicialmente trianera y ahora asentada en el barrio de la Calzada, es una de las cofradías que saca tres pasos a la calle. El más grande de ellos, el misterio de la Sagrada Presentación de Jesús al Pueblo, es destacado por mantener unos andares característicos de los pasos que provienen de Triana, seña de sus orígenes.

   La Virgen de la Encarnación también mantiene su antiguo vínculo con el barrio sevillano, ya que es conocida como 'La palomita de Triana' porque por entonces en el techo de su palio de plata figuraba una paloma. La imagen ha sido restaurada por Miñarro y estrena saya de tisú bordada por Manuel Solano. Rosado Borja ha restaurado el palio, entre otras actuaciones que ha llevado a cabo la hermandad.

   Es recomendable ver esta cofradía a su paso por la zona de la Alfalfa, donde los costaleros se recrean con sus imágenes al son de sus bandas de música, -Agrupación musical La Encarnación, Banda Cristo de la Sangre y Banda Municipal de Música de la Puebla del Río--. Este año, la agrupación estrena dos marchas, 'Oriente de Sevilla', de Miguel Ángel Font, y 'La condena de un inocente', de Antonio Moreno.

Foto de Eduardo Briones

4. SAN BERNARDO

   Desde hace bastante tiempo se le conoce a la hermandad con el sobrenombre de la Hermandad de los Toreros, puesto que desde el siglo pasado ha contado entre sus hermanos con numerosos maestros de la tauromaquia.

   Asimismo, por su ubicación, la hermandad mantiene una relación histórica con el Arma de Artillería, por lo que siempre acompañan a los pasos unos piquetes militares. Desde enero, el Regimiento de Artillería Antiaérea nº74, desplegado en la frontera sur de Turquía con Siria e Irak, cuenta con un cuadro del Cristo de la Salud, regalo de la hermandad.

   En cuanto a su estación de penitencia, una estampa típica del Miércoles Santo es su transcurrir por el conocido como 'puente de los bomberos', en la avenida de Eduardo Dato, donde los bomberos le ofrecen un homenaje al Cristo de la Salud y la Virgen del Refugio elevando una grúa por encima del puente, sólo iluminado por un foco, para lanzarle pétalos a sendas imágenes.

Foto de Eduardo Briones

5. PASIÓN

   En 2015 la hermandad cumplen 400 años de la realización de la imagen del Señor, obra del artista Juan Martínez Montañés y considerada una de las obras más importante de la Semana Santa de Sevilla. El Señor procesiona sobre un monumental paso de plata realizado por Cayetano González, que está expuesto en la iglesia de El Salvador durante todo el año.

   Además, este año el Señor de Pasión volverá a llevar túnica bordada. Se trata de una túnica bordada en terciopelo morado, la pieza más antigua que posee el Nazareno. Es la que hiciera en el año 1845 Manuel María Ariza. Impresionante la plaza del Salvador repleta de gente en silencio y a oscuras para ver su entrada en el templo.

   Por otro lado, la Virgen de la Merced sacará el traje de novia de doña María de las Mercedes de Borbón y Orleáns, Condesa de Barcelona, camarera honoraria de la Virgen. El diseño para hacer realidad esta obra es de Antonio Amiáns y confeccionado en el taller de Carmen Campmany en 1930. Es de estilo neogótico, utilizándose para su realización, oro y hojilla sobre tisú de plata. El pecherín ha sido el restaurado por Victorio y Lucchino.

Foto de Eduardo Briones

6. EL GRAN PODER

   El Gran Poder es conocido como el Señor de Sevilla por la enorme devoción que suscita en la ciudad y la provincia. Este año participa una representación de nazarenos de la Hermandad de Santa Genoveva, del barrio del Tiro de Línea, con motivo del 50 aniversario de la carta de hermanamiento de ambas corporaciones.

   Es tal el arraigo de la devoción que el número de las hermandades filiales en el territorio nacional se eleva a más de 25, extendiéndose incluso a otros países y continentes. De hecho, en Madrid cuentan con una imagen del Señor, que acompaña a la Virgen de la Esperanza Macarena, titulares de la Hermandad del Gran Poder y la Macarena.

   Como consecuencia del crecimiento del número de nazarenos en los años cincuenta y sesenta, comienzan a hacerse habituales los 'parones', que culminan en el colapso de la Madrugá de 1966. De ahí que se acordara cambiar el itinerario de regreso a San Lorenzo estableciendo el actual.

   Este año el Consejo de Hermandades aprobó la vuelta a ese antiguo recorrido de vuelta por la plaza del Salvador y la calle Cuna, que conllevaba la entrada en su templo más de una hora antes, si bien finalmente no ha podido ser y 'El Señor de Sevilla' seguirá por su itinerario habitual de los últimos años.

   La despedida del Señor antes de entrar, dando la cara a su pueblo con la luz del amanecer, constituye para muchos sevillanos una de las experiencias más íntimamente bellas que puedan atesorar a lo largo del año. 

7. LA MACARENA

   Este año, además de haber sido restauradas sus manos por Francisco Arquillo, la Esperanza Macarena llevará el manto que el taller de Esperanza Elena Caro bordó para la Coronación Canónica, el mismo que ya luciera en mayo a su regreso a la Basílica tras su salida extraordinaria por el 50 aniversario de la Coronación Canónica.

   Este manto también es el que vistió el 14 de septiembre de 2010, cuando la Virgen de la Esperanza presidió, en el Estadio de la Cartuja, la ceremonia de beatificación de Madre María de la Purísima de la Cruz, estrechando de esta forma los lazos que unen a esta corporación con las Hermanas de la Cruz y protagonizando una multitudinaria procesión extraordinaria, a la que se estima asistieron en torno a doscientas mil personas. No obstante, en Semana Santa, no lo luce desde 2011.

   Nuestro Padre Jesús de la Sentencia estrena túnica de terciopelo malva bordada en plata en el taller de Santa Clara con diseño de José Manuel Martínez Hurtado. Se trata de una donación de un grupo de hermanos.

   Una de las estampas más míticas de la Semana Santa de Sevilla es la Centuria Romana tras el paso del Sentencia, los populares 'armaos' de la Macarena, cuyos primeros documentos sobre su existencia datan del año 1658. Si quieres vivir esta cofradía en todo su apogeo, cualquier punto a partir de San Juan de la Palma es recomendable, ya que la cofradía cada mañana de Viernes Santo es la protagonista indiscutible de este barrio.

8. LA ESPERANZA DE TRIANA

   El gremio de ceramistas funda en Santa Ana en 1418 la hermandad de la Esperanza, que se une en 1616 a la de las Tres Caídas. En 1962 se traslada a su actual capilla. La Esperanza de Triana lucirá en su salida procesional de esta Madrugá el manto diseñado por Juan Borrero en 1994 y realizado en el taller de los sucesores de Elena Caro. Está bordado en hilo de oro sobre terciopelo verde al realce y sedas naturales. Fue en 2013 la última vez que lo portó en su estación de penitencia.

   El Santísimo Cristo de la Tres Caídas vestirá esta vez túnica lisa, descartando así alguna de las que posee bordadas, como la que ejecutara el taller de bordados Santa Bárbara, con diseño recuperado por Francisco Javier Sánchez de los Reyes, sobre terciopelo rojo y bordada con hilo de oro a realce, que fue estrenada en su salida extraordinaria con motivo del IV Centenario de la hermandad de las Tres Caídas en el mes de noviembre del año 2008.

   Esta cofradía está llena de momentos dignos de ver, ya que levanta pasiones allá por dónde va, si bien su saludo a la Hermandad de la Estrella, ya metidos en su barrio de Triana, es todo un espectáculo. (Ver noticia sobre hermandades de la Madrugá)

9. EL CACHORRO

   El origen de esta hermandad es fruto de la unión de la del Patrocinio con la del Cristo de la Expiración, a principios del XVII, en la ermita de la calle Castilla, donde permanece desde entonces. Francisco Antonio Ruiz Gijón talló el Cristo de la Expiración en 1682, mientras que la talla de la Virgen del Patrocinio, que también sale en procesión en esta misma cofradía, fue ejecutada en 1973 por Luis Álvarez Duarte a semejanza de la anterior, que se perdió en un incendio.

   Al Cristo de la Expiración se le conoce popularmente como 'El Cachorro' por una antigua leyenda de un gitano así apodado que murió apuñalado y cuya agonía sirvió de modelo al escultor para tallar la imagen. Destacan los bordados del paso de la Virgen del taller de Hijos de Olmo según diseños de Herminia Álvarez Udell.

   Desgraciadamente, a la cofradía la persigue una larga historia de desencuentros con la lluvia, llegando a llevarse cuatro años seguidos sin salir a realizar su estación de penitencia por culpa de la lluvia –2004, 2005, 2006, 2007--. Otro año se tuvo que refugiar en la iglesia de la Magdalena, también a causa de la lluvia.

Foto de Eduardo Briones

10. SANTO ENTIERRO

   Esta hermandad se funda en 1507 en el Convento de la Trinidad. La tradición cuenta que fue el rey conquistador de Sevilla, San Fernando, el inspirador y fundador de esta hermandad, a raíz del hallazgo de una primitiva efigie del Señor yacente entre dos paredes de una casa del barrio de los Humeros.

   El primer paso, la popular 'La canina', es una alegoría del triunfo de la Cruz sobre la muerte. Detrás del segundo paso, la urna del Cristo yacente, desfila una guardia romana con uniformes historicistas. El tercer paso es el llamado de 'El duelo'. Todos ellos son de estilo neogótico y dorados.

   En su cortejo, lleva representaciones del resto de cofradías penitenciales de Sevilla, cada una con sus respectivas túnicas, lo que le da mucho colorido. Además, lleva en la comitiva representaciones civiles y eclesiásticas. Se da la curiosidad de que el hermano mayor de esta hermandad es el rey Felipe VI de Borbón y Grecia, mientras que el que es electo es el hermano mayor en funciones.

Foto de Eduardo BrionesREPORTAJE FOTOGRÁFICO DE EDUARDO BRIONES