Acusado de asaltar una casa de Sevilla en 2015 niega que agrediera o maniatara a sus moradores durante el robo

Publicado 24/06/2019 15:23:01CET
Audiencia Provincial de Sevilla
Audiencia Provincial de SevillaEUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El acusado de asaltar en julio de 2015 una casa en Sevilla Este y agredir a sus moradores para hacerse con los objetos de valor de esa vivienda, un ciudadano italiano que responde a las iniciales G.S., ha negado este lunes durante la vista oral que agrediera o maniatara a sus moradores durante el robo así como que se llevase 15.000 euros de la caja fuerte ya que ésta "estaba vacía".

El encausado, por el que la Fiscalía pide un pena de 16 años de cárcel por dos delitos de detención ilegal y por un delito de robo con violencia en casa habitada, ha declarado ante el tribunal que entró por la fuerza en el hogar con otra persona con la intención de robar y que durante el atraco "no golpeó ni amenazó" a los moradores de la vivienda y que sólo pudo llevarse de la vivienda unos 5.000 euros que encontraron en un bolso y que el suceso "fue rápido" y no duró "más de 20 minutos".

Asimismo, G.S., que sólo ha aceptado responder a las preguntas de su letrado, ha expresado que se siente "arrepentido" de esos hechos y que ha reparado "parte del daño" a los moradores de la vivienda.

Por otra parte, han declarado las víctimas del incidente quien señala que fueron "golpeados" y "maniatados" para que les dijeran donde estaba el dinero y que el asalto a la casa lo cometieron dos hombres, "uno de piel blanca y de acento extranjero" y otro "de tez oscura y con acento latinoamericano".

Así, una de las víctimas ha indicado en su testificación que el día de los hechos, el 29 de julio de 2015, ella estaba junto su esposo en la vivienda de sus padres con motivo de vigilarla mientras ellos estaban fuera, y sobre las 9,25 horas cuando su marido se había marchado a sacar al perro, llamaron a la puerta y cuando fue abrir "dos individuos le cogieron por el cuello" y la introdujeron en el salón donde la ataron de pies y manos "con bridas de plástico" y la amordazaron.

Posteriormente, la víctima ha señalado que tras quitarle el reloj y la cadena de oro, la bajaron al sótano de la vivienda donde le insistían que les dijese dónde estaba el dinero al tiempo que uno de los asaltantes "le golpeaba en todas partes". En ese sentido, ha indicado que pensaba que "no salía viva" de ahí, cuando sonó el timbre y subieron los asaltantes y la dejaron en el sótano.

Una vez sola, tal y como ha manifestado, consiguió deshacerse de las bridas y cogió una barra metálica de aspiradora --la cual ha sido exhibida en el juicio-- para poder defenderse de los asaltantes, si bien ha señalado que al bajar un de los individuos, éste le quitó la barra y empezó a golpearle por todas partes con ella. Igualmente, ha relatado que al bajar el otro asaltante con su esposo, volvieron a atarla y a pegarle mientras insistían en saber dónde se encontraba el dinero, por lo que su esposo les dijo que les llevaría a la caja fuerte.

Así, ha señalado que los asaltantes, tras hacerse con los 15.000 euros que guardaban en la caja --que corresponde con la recaudación semanal de un negocio familiar de máquinas 'tragaperras'--, la subieron al salón donde rebuscaron hasta encontrar unos 5.000 euros y una 'tablet' de la que también se afanaron y por ello uno de los asaltantes le propinó un puñetazo en la cara al tiempo que le espetaba 'con que no había más dinero, eh'. Seguidamente, ha apuntado que tras encerrar a ella y a su esposo en un vestidor, los asaltantes se fueron con lo robado.

Por este incidente, la víctima ha reconocido que ha tenido que recibir asistencia psicológica y psiquiátrica y que desde entonces "tiene miedo" a quedarse sola en casa.

ROBO TRES SEMANAS ANTES

De otra parte, la otra víctima, esposo de la primera, ha indicado que eran moradores de esa vivienda "de manera accidental", toda vez que sus suegros les pidieron que se instalasen allí al no estar ellos y haberse producido un robo en ese domicilio "tres semanas antes" sin que se hubiesen llevado el dinero de la caja fuerte.

En esa línea, esta víctima ha testificado que en la mañana del día de los hechos, salió al sacar al perro y cuando entró en la vivienda tras llamar al timbre, un par de hombres le agredieron por la espalda y le tiraron al suelo, momento en el cual uno de ellos, el de apariencia latinoamericana, "le maniató" con bridas de plástico mientras escuchaba "golpes y chillidos" que venían desde el sótano.

Así, ha narrado como le bajaban al sótano y vio como uno de los asaltantes le propinaba puñetazos a su esposa e insistía con el dinero por lo que se ofreció a conducir al asaltante de origen latinoamericano a la caja fuerte y tras ver que éste no podía abrir la caja con la llave, le indicaron que la abriera y tras hacerlo, cogieron todo el dinero, "que alcanzaba los 15.000 euros" así como documentación que se encontraba en la caja fuerte.

Por último, esta víctima ha señalado que tras todo esto lo bajaron al salón donde se encontraba su esposa y tras registrar un bolso y encontrar otros 5.000 euros "le propinaron un puñetazo" a su mujer y tras intentar encerrarles en un dormitorio, a lo que desistieron "a petición" de la propia víctima, les encerraron en el vestidor para salir huyendo de la vivienda.

DETENIDO EN VALENCIA

Posteriormente, han declarado como testigos tres agentes de la Policía Nacional que se personaron en la vivienda que indicaron que en la inspección ocular pudieron ver la vivienda "muy revuelta" así como tres bridas y varias tiras de cinta americana con la que supuestamente habían maniatado a los moradores. Además, han señalado que en el lugar de los hechos pudieron tomarse huellas de los asaltantes.

En esa línea, ha testificado un agente de la policía científica quien ha indicado que la toma de huellas dio como resultado el registro de nueve huellas de una persona no identificada y que meses después, estas huellas coincidían con G.S., quien fue detenido por un suceso posterior acaecido en la ciudad de Valencia.

Contador

Para leer más