Publicado 05/03/2021 19:48CET

Adelante critica la suspensión del reparto de mascarillas quirúrgicas y FFP2 en la plantilla municipal

Mascarilla de tela del Ayuntamiento
Mascarilla de tela del Ayuntamiento - ADELANTE

Sólo se entregan "mascarillas de tela lavables que advierten en su etiqueta que no son un EPI ni un producto sanitario"

SEVILLA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del grupo Adelante en el Ayuntamiento de Sevilla, Daniel González Rojas, ha denunciado esta mañana el "incumplimiento sistemático" de los protocolos de prevención contra el coronavirus por parte del Gobierno de Juan Espadas, el cual ha "dejado de suministrar mascarillas quirúrgicas y FFP2 a los trabajadores municipales" como establece la normativa de prevención de riesgos laborales.

Así, el concejal ha avanzado que trasladará esta cuestión a la próxima sesión de la Comisión de Control y Fiscalización con el objetivo de que "la seguridad y la salud en el trabajo vuelvan a ser una prioridad para el alcalde, máxime en momentos de pandemia como el actual".

Según ha explicado el edil, desde el pasado 20 de enero el Ayuntamiento ha dejado de suministrar mascarillas quirúrgicas o con filtros FFP2 de forma diaria a todos los trabajadores municipales, tal y como exige el protocolo de seguridad del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, y sólo se han repartido "mascarillas de tela lavables que advierten en su etiqueta que no es un EPI ni un producto sanitario".

Además, como ha denunciado González Rojas, el laboratorio que certifica estas mascarillas "se encuentra bajo sospecha actualmente por unas supuestas irregularidades", hasta el punto de que el Ministerio de Industria ha advertido de la posible emisión de certificados 'no válidos' sobre mascarillas y filtros.

Como apunta el concejal de Adelante Sevilla, la decisión de paralizar el reparto de este sistema de protección básico contra la propagación del coronavirus no ha sido informada o argumentada debidamente a los representantes de los trabajadores públicos ni responde a ningún criterio objetivo ni sanitario. Ello supone, en opinión de González Rojas, que el Ayuntamiento "está eludiendo su responsabilidad con la salud de su plantilla y obliga a ésta a afrontar de su propio bolsillo la compra de mascarillas homologadas".

Por último, el dirigente ha recriminado al Gobierno municipal que promueva el uso de mascarillas de tela sin aval sanitario aún "siendo consciente de su ineficacia", hasta el punto de que los propios miembros del equipo de Espadas las usan en sus actividades institucionales como un "mero ornamento corporativo" bajo el que ocultan la mascarilla sanitaria que sí garantiza la protección frente al coronavirus.

Para leer más