Publicado 24/06/2020 9:29:50 +02:00CET

El Ayuntamiento de Santiponce (Sevilla) aplaude la inversión prevista en el monasterio y pide aclarar su "uso final"

Sector del cerramiento exterior del monasterio derrumbado durante el estado de alarma
Sector del cerramiento exterior del monasterio derrumbado durante el estado de alarma - IU - Archivo

SANTIPONCE (SEVILLA), 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santiponce (Sevilla), gobernado por Justo Delgado (Andalucía por Sí), ha agradecido la "dedicación" demostrada por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico a cuenta de sus inversiones previstas en el monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301 en dicha localidad y declarado bien de interés cultural (BIC). En paralelo, el Consistorio solicita información respecto al "uso final y definitivo" del recinto monumental.

Ante el contrato de 570.423 euros licitado por dicha Consejería para actuaciones en el citado enclave, como antesala a una obra de gran envergadura cuyo coste superaría los 4,1 millones de euros para remozar buena parte de los espacios del recinto monumental, el Ayuntamiento de Santiponce ha agradecido dicha inversión al Ejecutivo andaluz y "en particular a la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, por su dedicación y colaboración" con el fomento del legado histórico que atesora este municipio.

El Ayuntamiento, además, muestra su "total predisposición y disponibilidad" para colaborar con la mejora de los activos patrimoniales y culturales del municipio, solicitando además información al departamento de Patricia del Pozo, para conocer "cuál será el uso final y definitivo del monasterio una vez formalizada la inversión prevista para la rehabilitación y reforma del monumento".

INVERSIONES PARA SAN ISIDORO

La memoria del contrato licitado ahora, recogida por Europa Press, detalla que el objeto del mismo es "la redacción del proyecto de conservación y los servicios necesarios para las futuras obras de consolidación integral" de la antigua almazara, las naves del pósito y del almacén, las naves sur y este del claustro de los jerónimos y la torre de dicho claustro del mencionado enclave monumental, cuya titularidad comparten la Junta de Andalucía y la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos, incluyendo la contratación "los trabajos necesarios de consolidación estructural de las mencionadas edificaciones, para garantizar su estabilidad".

Y es que los estudios acometidos con relación a la situación arquitectónica de estos espacios del recinto monumental han puesto de relieve "una serie de patologías que con el paso del tiempo han ido empeorando, llegando incluso a poner en riesgo la estabilidad de algunas" de estas edificaciones.

En el caso de la almazara, según la memoria, "las cubiertas están paulatinamente derrumbándose por la ruina y colapso de las pilastras de la arquería intermedia", mientras en el caso de las naves del pósito y del almacén "las cubiertas ya han sufrido derrumbes en las naves laterales" y el recinto de la nave sur del claustro de los jerónimos habría sufrido un "derrumbe parcial de su forjado de cubierta", entre otros aspectos.

EL CASO DEL MURO

Esta contratación, en cualquier caso, surge después de que recientemente, el monumento sufriese el desplome de un tramo de su cerramiento exterior, que según la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico como gestora de la parte visitable del enclave no pertenecía a la arquitectura histórica del monumento, sino que fue levantado "hace unas décadas para cegar una puerta de acceso".

El monasterio, para el que se reclama su restauración completa y mayor proyección, se divide entre un sector propiedad de la Junta de Andalucía y otra zona perteneciente a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos, si bien mediante un convenio de 1991, la Junta goza de los usos de una serie de espacios del monumento pertenecientes a la citada casa nobiliaria.

Se trata, según la documentación recogida por Europa Press, de la iglesia primera y segunda, la sacristía, la sala capitular, el refectorio, la capilla de reservado, el claustro de los Muertos y sus dependencias anexas, el patio de los naranjos y el corral de los conejos.

Este sector del monumento, cuyos usos tiene cedidos la Casa Álvarez de Toledo y Mencos a la Junta, se corresponde precisamente con la actual parte visitable del monumento, rehabilitada años atrás gracias a las inversiones de la Administración andaluza.

No obstante, los colectivos culturales de Santiponce recuerdan insistentemente que "el 80 por ciento del monasterio es propiedad de la Administración autonómica" y siempre han reclamado a la Junta que acometa la restauración de la parte del enclave cuya titularidad ostenta.

En ese sentido, el proyecto presupuestario de la Junta para 2020 contemplaba ya 334.000 euros para este monumento, especialmente para la recuperación de su cerca histórica, después de que la Asociación de Amigos del Monasterio de Santiponce criticase que los presupuestos autonómicos de 2019 no incluyesen "ningún tipo de ayuda económica para el mantenimiento y la rehabilitación" del recinto.

Contador

Para leer más