Publicado 23/06/2020 14:47:26 +02:00CET

Comienza el juicio del triple crimen de Dos Hermanas (Sevilla ) con alusiones a "grupo criminal" y al caso Wanninkhof

Uno de los acusados por el conocido como triple crimen de Dos Hermanas
Uno de los acusados por el conocido como triple crimen de Dos Hermanas - Jesús Prieto - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Este martes ha comenzado en la Audiencia de Sevilla el juicio con jurado popular por el conocido como triple crimen de Dos Hermanas, saldado con el asesinato del ciudadano turco Yilmaz Giraz, su pareja Sandra Capitán y la hija de ésta última, de sólo seis años, y el enterramiento de sus cadáveres en una fosa de sosa cáustica de una vivienda de la calle Cerro Blanco de dicha ciudad en septiembre de 2017. Durante la sesión, dos de las acusaciones particulares han alertado de la actuación de un "grupo criminal" y dos de las defensas han invocado el caso Wanninkhof.

Durante esta sesión inicial, la fiscal del caso ha señalado los "crueles y espeluznantes hechos" atribuidos a Ricardo G.H., conocido como el 'Pollino'; el padre de éste, Ricardo G.G. alias 'el Cabo'; la esposa de este último, Joaquina H.J., la mujer del 'Pollino', Elisa F.M.; Manuela M.O. como supuesta intermediaria; el monitor de boxeo David Ramón H.P., conocido como 'el Tapita'; y su amigo José Antonio M.B., alias 'Quino'.

Los siete acusados, de modo genérico, afrontan acusaciones de presuntos delitos de detención ilegal, asesinato, encubrimiento y tenencia ilícita de armas, reclamando la Fiscalía tres penas de prisión permanente revisable, una por cada uno de los tres delitos de asesinato que les atribuyen, para todos ellos salvo para Joaquina H.J. y Manuela M.O., para las que reclama siete años de cárcel por encubrimiento en el primer caso y 16 años por complicidad en uno de los asesinatos, respectivamente.

La fiscal considera que todos ellos conformaban un "clan familiar" dedicado al tráfico de heroína en Dos Hermanas y, en un contexto en el que Yilmaz Giraz estaba investigado por traficar también con sustancias estupefacientes, "todos ellos participaron en menor o mayor grado en el secuestro y asesinato" del citado ciudadano turco, su pareja Sandra Capitán y la hija de ésta.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Europa Press, el 'Pollino' contactó con Manuela M.O. a la búsqueda de unos sicarios que secuestrasen y matasen a Yilmaz, ella propuso el encargo a David el 'Tapita' y éste habló con el primer aludido, que quería "que redujera a un hombre que le debía dinero, que lo llevara por la fuerza hasta su domicilio y lo golpeara hasta que fuese necesario" y que "para el caso de no conseguir que saldara la deuda, debía acabar con su vida", a cambio de 3.000 euros a repartir entre él y una segunda persona que participase en los hechos, en este caso José Antonio 'Quino'.

LE CAPTURARON EN LA CALLE

El día de autos, el 16 de septiembre de 2017, el 'Pollino', su padre el 'Cabo', David y José Antonio, según la Fiscalía, tendieron una trampa a Yilmaz y todos ellos le capturaron por la fuerza en plena calle, encañonándole con un revólver, inmovilizándole y trasladándole a la vivienda de la calle Cerro Blanco, propiedad del 'Pollino' y su esposa, donde le golpearon sin obtener lo que deseaban de él.

Tras ello, siempre según la Fiscalía, el 'Pollino' y su mujer decidieron ir en busca de Sandra y su hija, localizándolas en su hogar y trasladándolas contra su voluntad a la vivienda de la calle Cerro Blanco, amenazando con el arma de fuego a la menor.

Según el relato del Ministerio Público, tras ser secuestradas Sandra y a su hija, David y José Antonio, "sabiendo que el fin último del trabajo era acabar con la vida de los tres secuestrados, se negaron a continuar" y "se marcharon de la casa" pese a ser "plenamente conscientes" de que iban a matarlos, es decir que no lo impidieron.

Así, cuando en la vivienda estaban el 'Pollino', su esposa y su padre el 'Cabo', dispararon a la niña en la cabeza, si bien el impacto de bala "no le causó la muerte inmediata", y arrojaron su cuerpo aún con vida a un agujero de la casa derivado de una antigua fosa séptica, "que habían preparado para ocultar los cuerpos días antes".

A continuación, y según el escrito de la Fiscalía, dispararon a Sandra Capitán en la cabeza hasta en cuatro ocasiones hasta darle muerte, después dispararon también en el cráneo al ciudadano turco y los cadáveres de ambos fueron introducidos en la citada fosa, posteriormente rellenada con hormigón.

"PLAN PRECONCEBIDO"

El abogado del padre de la niña de seis años asesinada en el crimen, que se ha adherido al escrito de acusación de la Fiscalía, ha coincidido en señalar este "plan preconcebido" en el que a su juicio participaron "todos", en el caso de Joaquina H.J. como encubridora de los hechos, mientras la abogada de la familia de Yilmaz ha opinado que no media una "participación individual" de estas personas, sino la actuación de un "grupo criminal", recordando además que Sandra Capitán estaba embarazada de tres meses y que su hija Lucía no murió de los disparos, sino sepultada en la fosa.

El abogado de la familia de Sandra Capitán ha tachado de "atroces" estos crímenes, calificando también a los acusados de "clan, banda o grupo", por lo que reclama ampliar a todos ellos las penas de prisión permanente revisable, pues "todos participaron en los crueles asesinatos".

Ya entre las defensas, el abogado de Joaquina H.J. ha negado que ella participase en los hechos y ha alegado que la investigación ni siquiera la localiza en la vivienda el día de actos, esgrimiendo su "no culpabilidad"; mientras el abogado del 'Pollino' ha avisado al jurado de la "película" proyectada por la Fiscalía y las acusaciones, invocando la culpabilidad declarada por un jurado popular respecto a Dolores Vázquez Mosquera por el asesinato de la joven Rocío Wanninkhof, perpetrado por Tony Alexander King, porque "todos se equivocaron y equivocaron al jurado" hacia una declaración de culpabilidad para Dolores Vázquez.

NO HA SIDO PROBADO EL MÓVIL

Así, ha avisado de que en este caso "no hay indicios claros" y ni la Fiscalía ni las acusaciones han "demostrado un móvil" sobre el que se sustenten los crímenes atribuidos a su cliente y el resto de acusados, lo que le ha llevado a defender la "inocencia" del 'Pollino'.

El abogado defensor de Ricardo G.G., alias 'el Cabo', y de la esposa del 'Pollino' también ha señalado la "inocencia" de estas personas, negando que los acusados conformasen un "grupo criminal" y avisando de que en este asunto, "a nadie se le ha pillado con las manos en la masa", mientras el letrado de David el 'Tapita' ha esgrimido que este hombre sólo participó en la detención ilegal de Yilmaz y no participó en el secuestro de Sandra y su hija ni en los "macabros" asesinatos, extremo similar al alegado por la defensa de José Antonio 'Quino', quien también ha invocado el caso Wanninkhof, con lo que las defensas de estos dos abogados reducen la participación de los mismos al secuestro del ciudadano turco.

La defensa de Manuela M.O., de su lado, ha manifestado que dicha mujer "no estuvo en Dos Hermanas ni visitó la casa" y "se limitó" a presentar a David el 'Tapita', con quien le unía una "amistad", y al 'Pollino', negando que supiese los supuestos planes después traducidos en los crímenes.

Contador