Actualizado 14/01/2022 13:25 CET

Condenado en Sevilla por llamar "corruptos" en Facebook a tres guardias civiles que le habían multado

Archivo - Un agente de la Guardia Civil de espaldas y junto a un vehículo oficial del cuerpo.
Archivo - Un agente de la Guardia Civil de espaldas y junto a un vehículo oficial del cuerpo. - GUARDIA CIVIL - Archivo

SEVILLA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número tres de Sevilla ha condenado a un varón por un delito de injurias vertidas con publicidad a funcionario público, después de que tachase de "corruptos" en la red social Facebook a tres agentes de la Guardia Civil que le habían multado previamente a cuenta de un incidente.

En una sentencia emitida el pasado 30 de septiembre y recogida por Europa Press, el Juzgado de lo Penal número tres declara probado que el 18 de abril de 2017, el acusado publicó en su perfil personal en la red social Facebook un mensaje en el que tachaba de "corruptos" a tres guardias civiles del puesto de Los Palacios y Villafranca que previamente le habían multado con una propuesta de sanción de cien euros, precisando además los números de agentes de cada uno de ellos y agregando que "el comandante de la Guardia Civil de Los Palacios" es a su entender "otro corrupto".

De otro lado, el encartado manifestaba en esta publicación su "admiración a la Guardia Civil" y su "obligación de denunciar a los golfos que visten un traje tan digno".

Tras denunciar los hechos los agentes, representados por los servicios jurídicos de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), el Juzgado de lo Penal número tres expone en su sentencia que "el acusado siempre ha reconocido el hecho tanto en instrucción como en el juicio, añadiendo expresamente que no se retracta de nada".

"Únicamente alegó en la fase de instrucción y también en su declaración en la vista, que tenía unos padecimientos y un mal estado psicológico en el momento de los hechos, habiendo incluso interesado su defensa la posible aplicación de una eximente o atenuante de enajenación mental. Sin embargo, debe notarse que el acusado no ha aportado documentación médica alguna sobre tales padecimientos y, citado por dos veces durante la instrucción para ser examinado por el médico forense, no acudió a las citas", indica la sentencia.

Según el juzgado, el encartado ha incurrido en un delito de injurias vertidas con publicidad a funcionario público, "estimándose a tales efectos que el término 'corrupto' dirigido a un funcionario público en el ejercicio de su cargo es una ofensa suficiente para su incardinación en el concepto de injuria, más concretamente la injuria grave".

Dado el caso, el Juzgado de lo Penal número tres condena a este hombre por tal delito y le impone una multa de 1.080 euros y además la obligación de indemnizar con 500 euros a cada uno de los agentes por el daño moral causado.

Contador

Para leer más