Continúa el conflicto laboral de la plata de reciclaje de la Mancomunidad Campiña 2.000, según CCOO

Publicado 07/06/2019 17:31:16CET
Sevilla.- Continúa el conflicto laboral de la plata de reciclaje de la Mancomunidad Campiña 2.000, según CCOO
CCOO

SEVILLA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Sevilla y la plantilla de Urbaser, concesionaria del servicio de recogida y reciclaje de residuos de la Mancomunidad Campiña 2.000, continúan la huelga iniciada el pasado lunes para exigir a la empresa un convenio colectivo con mejoras salariales y sociales.

La huelga, que este viernes ha cumplido su quinta jornada con un "seguimiento mayoritario", según CCOO, está dejando ya problemas de seguridad en la planta de Urbaser.

"Hay riesgo de que se produzcan incendios porque los residuos se están amontonando y no se compactan debido a la huelga. La empresa quiere acumular lo máximo posible para después reciclarlo todo y no tener perjuicios económicos, pero con ello está poniendo en peligro la seguridad de la planta y la de los trabajadores y las trabajadoras que cumplen con los servicios mínimos. La situación ya es difícilmente sostenible en la planta de Urbaser y desde CCOO ya hemos dejado claro que la solución inmediata para evitar este problema pasa por llevar los residuos a un vertedero y compactar lo que hay en la planta", explica Joaquín López, secretario de Acción Sindical del Sindicato Provincial de Construcción y Servicios de CCOO de Sevilla.

Y es que, según López, "que los trabajadores y trabajadoras tuviéramos que seguir extendiendo la huelga porque la empresa no quiere firmar el convenio que ya habíamos acordado con la Mancomunidad puede provocar no solo incendios en la planta, sino la contaminación de la zona o problemas de salud a los trabajadores y las trabajadoras que llevan a cabo los servicios mínimos fijados".

En esta planta es donde se concentran los residuos orgánicos de más de 100.000 vecinos y vecinas de las localidades de Osuna, Morón de la Frontera, Arahal, Paradas, La Puebla de Cazalla, Marchena y Lantejuela.

La solución para el sindicalista está clara: "sólo pedimos que Urbaser firme lo que la Mancomunidad había comprometido con los trabajadores. Es decir, un nuevo convenio con mejoras salariales y sociales. Ahora, Urbaser, para aceptar la firma de este convenio nos pide que renunciemos a un derecho ya conseguido, como es cobrar el 100% del salario en caso de bajas por incapacidades temporales".

"Los trabajadores y las trabajadoras no estamos dispuestos a perder derechos cuando el nuevo convenio debería conquistarlos y seguiremos en huelga hasta que la empresa acepte que continuemos disfrutando en el nuevo convenio de este derecho laboral", ha sentenciado Joaquín López.