Actualizado 26/06/2014 19:19 CET

Ecologistas alega contra el proyecto de convenio de 'Altadis' y pide su "retirada" completa

Antigua fábrica de tabacos de Altadis
EUROPA PRESS/ALTADIS

Avisan de un "incremento exagerado de la edificabilidad lucrativa" que no se "ajusta a la norma"

SEVILLA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha elevado al Ayuntamiento de Sevilla una serie de alegaciones contra el proyecto de convenio firmado entre el alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), y el consejero delegado de la multinacional tabaquera 'Altadis', Juan Arrizabalaga, para que la antigua planta de esta empresa que deslocalizó hace años su producción acoja usos públicos y sociales, pero también aprovechamientos terciarios. La organización censura el contenido del documento hasta el punto de pedir su completa retirada.

Según este proyecto de convenio, la parcela, de 26.177 metros cuadrados, sería dividida entre 15.585 metros cuadrados que quedarían en manos del Ayuntamiento a modo de espacios libres de dominio público, toda vez que el Ayuntamiento contaría además con el edificio principal de la fábrica y la capilla que usa la hermandad de las Cigarreras. 'Altadis', por su parte, contaría con 8.176 metros cuadrados divididos en dos parcelas con una edificabilidad de 8.000 y 23.000 metros cuadrados respectivamente. Mientras el Ayuntamiento prevé destinar a equipamientos públicos su parte de los terrenos, 'Altadis' espera vender su parte para su aprovechamiento en materia de usos terciarios.

Dado que el vigente Plan General de Ordenación Urbana cataloga la finca como suelo industrial singular, toda la operación requiere obviamente una modificación del Plan General de Ordenación Urbana, pues los terrenos a entregar al Ayuntamiento deben ser declarados Suelo de Interés Publico y Social (SIPS) y el resto debe ser calificado como espacios de uso terciario.

VOCES EN CONTRA

El proyecto de convenio ha provocado un nuevo debate sobre el urbanismo de la ciudad. El PSOE, por ejemplo, avisa de que el reparto de edificabilidad permite construir una torre sobre los actuales jardines de Manuel Ferrand y critica que el Ayuntamiento asuma el edificio principal de la planta porque se trata de un inmueble protegido y, como tal, no puede ser derribado para instalar equipamientos concretos.

Tampoco está de acuerdo con esta operación CCOO, y Ecologistas en Acción, de su lado, ha hecho este jueves públicas sus alegaciones al proyecto de convenio. Estas alegaciones, recogidas por Europa Press, exponen a grandes rasgos que el documento del proyecto de convenio no justifica debidamente "el cambio de uso global dotacional ni el del pormenorizado de industria singular, por el uso global de servicios terciarios", por lo que Ecologistas en Acción sospecha de que detrás de todo sólo resida "el único objeto de dotar a estos suelos de un mayor valor comercial".

"Esta innovación para favorecer a un único propietario supone un agravio comparativo para otros propietarios en parecida situación y vulnera los principios de igualdad y equilibrio en el reparto de beneficios y cargas", argumentan además las alegaciones, que consideran "injustificado y no ajustado a la norma el incremento exagerado de la edificabilidad lucrativa, de 20.811 a 39.176 metros cuadrados, un 188,25 por ciento más, lo que supone un enriquecimiento injusto para una empresa en nada merecedora de tal tratamiento".

"INCREMENTO DESPROPORCIONADO DEL APROVECHAMIENTO"

Las alegaciones de Ecologistas en Acción, además, avisan de "un incremento desproporcionado del aprovechamiento urbanístico de la finca", toda vez que, además de todo esto, "el cambio de los usos globales y el incremento exagerado del aprovechamiento urbanístico, por sí solos, bastan para exceder la figura de innovación y modificación puntual por la que se pretende tramitar, requiriéndose para poder llevarla a cabo la revisión total anticipada del plan general".

Igualmente, estas alegaciones exponen que "las alturas previstas son excesivas" y censuran "la ocupación masiva de la parcela sin apenas espacios libres". En ese mismo sentido, exponen la "drástica reducción de los espacios libres existentes en el interior de la parcela, así como la destrucción de zonas verdes, no solo calificadas como tales sino que permanecen actualmente con plantaciones, vegetación, mobiliario urbano y arbolado de gran porte", con referencias a los jardines de Manuel Arellano y de la propia finca de la antigua factoría. Por ello, Ecologistas en Acción pide retirar directamente el proyecto de convenio.

Para leer más