La empresa sevillana PQS elabora la primera guía para el mantenimiento y la limpieza de chimeneas, estufas y barbacoas

Publicado 11/11/2018 10:45:38CET

SEVILLA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa sevillana PQS Piscinas y Consumo, con sede en Dos Hermanas, ha elaborado la primera guía para el mantenimiento y la limpieza de chimeneas, estufas y barbacoas con el fin de alargar su vida útil, mejorar su rendimiento y reducir el riesgo de incendios.

Así lo ha puesto de manifiesto PQS Piscinas y Consumo a Europa Press, al tiempo que ha señalado que la construcción, mantenimiento, limpieza y encendido requieren "atenciones especiales" y el "máximo cuidado" para garantizar la seguridad de la combustión y conseguir el efecto deseado.

En este sentido, ha explicado que trabajan "una línea especializada de productos" para chimeneas, estufas y barbacoas que han aglutinado en esta guía con el fin de contribuir a un "mejor empleo" de los equipos de calefacción. Además, recoge consejos para su limpieza y mantenimiento de manera que se consiga "la máxima eficiencia energética, con total seguridad, protegiendo siempre del riesgo de incendio".

En cuanto a la construcción y mantenimiento de chimeneas y estufas, PQS distingue entre el fuego abierto y el cerrado. De este modo las chimeneas o estufas de fuego abierto se realizan siempre con "materiales de obra tradicionales", mientras que las de fuego cerrado por un panel o puerta de cristal, con "materiales de acero".

Por su parte, en la construcción de barbacoas se pueden distinguir las barbacoas fijas, que están construidas con materiales de obra, y las portátiles, que cuentan con "multitud de modelos y versiones" debido a su popularidad.

"Un buen rendimiento de todas ellas sólo se consigue con un correcto mantenimiento y la clave está en conservar el equipo lo más limpio posible para disfrutar del máximo confort", ha apuntado la firma.

Por ello, ha recomendado que "en época de poco uso", es recomendable garantizar "un conducto de evacuación despejado, libre de humos y hollines". Además, ha aconsejado comprobar si existen fisuras o desperfectos para "repararlos con cemento, silicona, masilla o cola".

"Durante el funcionamiento también existen deshollinadores continuos para el conducto de evacuación y limpiadores específicos de cristales o de la parrilla de barbacoas y lo ideal es conseguir que el equipo quede en las mejores condiciones después de casa uso", ha afirmado.

Respecto a las chimeneas de gas, la empresa ha señalado que, aunque no exigen "un mantenimiento periódico", es necesario llevar tareas para alargar la vida útil y garantizar un "buen rendimiento como limpiar con un cepillo el compartimento de control y el quemador dos veces al año", así como "llamar a un profesional para que revise la chimenea y los conductos una vez al año".

En estufas de pellet el mantenimiento es "más específico", ya que hay que "aspirar la zona del cenicero a diario" para que éste permita entrar el aire exterior y queme el pellet y, además, "limpiar una vez a la semana" el resto de la cámara de combustión para que no queden restos.

No obstante, si la chimenea o la estufa se utilizan durante un largo periodo de tiempo de manera continuada es recomendable hacer una limpieza profesional anual, en estufas de pellet, incluso dos veces
al año según recomendaciones de algunos fabricantes.

LIMPIEZA

Las chimeneas y estufas han de deshollinarse para garantizar su "buena combustión y alto rendimiento calorífico", así como para evitar incendios e intoxicaciones debidos a la acumulación de depósitos inflamables. La combustión de una materia además de calor genera suciedad, polución y residuos como hollín, alquitrán y sulfatos, tanto en equipos de calefacción como en conductos de salida de humos. Así, si no se deshollinan pueden obstruirse, por lo que es "muy importante" asegurar que tubos y cañones están deshollinados y "en perfecto estado".

En esta línea, un buen mantenimiento deshollinador también ayuda a ahorrar mejorando el funcionamiento de la instalación y alargando su vida útil. Además, se contribuye a preservar el medio ambiente evitando la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

"Existen chimeneas de leña, carbón, de gas o estufas de pellet y, aunque todas necesitan un mantenimiento parecido, los depósitos que generan son diferentes, por lo que para ser eliminados necesitan productos específicos", ha apuntado PQS y ha añadido que "la limpieza dependerá de la intensidad del uso y del combustible utilizado".

No obstante, ha apuntado que las tareas básicas de limpieza deben realizarse siempre con guantes, gafas y mascarilla. Además, ha indicado que existen deshollinadores químicos y manuales, que suelen tener el mismo proceso.