El escultor Chiqui Díaz departe sobre fundición y firma sus dos últimas obras en una charla sobre arte en Valencina

Chiqui Díaz posa ante una de las obras
Chiqui Díaz posa ante una de las obras - AYUNTAMIENTO DE TOMARES
Publicado: domingo, 11 febrero 2024 18:32

VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN (SEVILLA), 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La sala de exposiciones del Ayuntamiento de Valencina de la Concepción (Sevilla) ha acogido recientemente una charla del escultor Chiqui Díaz, autor por ejemplo del caracol de bronce de la calle Lagar de Sevilla capital, de la mariposa del Pabellón de Perú o de las lagartijas broncíneas de la calle Real de Castilleja de la Cuesta; como invitado en la muestra Diálogos Cruzados, de la pintora Antonia Nieto, coorganizada por el Consistorio y la Asociación Andalus.

Durante su intervención, el maestro escultor Chiqui Díaz, dos veces reconocido con el Premio al Mejor Artista Extranjero en el Festival International D'Art Animalier de Nanay (Francia), entre otros galardones, explicó como su familia, los Vichero, ha recuperado el oficio de la fundición más de 150 años después de la última escultura de grandes dimensiones fundida en toda Andalucía.

Habló de arte, artesanía, oficio y trabajo duro, o sea esfuerzo para llegar a controlar, que no dominar, las antiguas técnicas alquimistas del calcolitico, exponiendo este artista que en cada una de sus obras hay un estudio sobre movimiento, anatomía y equilibrio.

El escultor sevillano departió así de la artesanía de la fundición o la batida del acero inoxidable, aprovechando el momento para firmar sus dos últimas esculturas, que están expuestas en el Ayuntamiento de Valencina; y con eso darlas por acabadas.

Contador

Leer más acerca de: