Espadas anuncia superávit de 50 millones y dice que el "requisito" del periodo de pago "se va a cumplir"

Desayunos informativos de Europa Press Andalucía. Participa el alcalde de Sevilla y candidato del PSOE a la reelección, Juan Espadas, presenta el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra
María José López - Europa Press
Actualizado 02/05/2019 13:15:06 CET

SEVILLA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Sevilla y candidato socialista a revalidar el cargo, Juan Espadas, ha anunciado que la liquidación del ejercicio presupuestario de 2018 del Ayuntamiento hispalense arroja un superávit o excedente de más de 50 millones de euros, asegurando que después de que el incumplimiento del límite estipulado para el periodo medio de pago a proveedores impidiese la inversión de 18,9 millones derivados del presupuesto de 2017, en esta ocasión dicho "requisito se va a cumplir", con lo que tales fondos podrán ser aplicados en inversiones para la ciudad.

   Espadas ha protagonizado este jueves un desayuno informativo promovido por Europa Press Andalucía en colaboración con la Fundación Cajasol, Orange, Atlantic Copper y Laboratorios Vir, marco en el cual ha rememorado que en 2018, el Ayuntamiento hispalense no pudo destinar a inversiones declaradas financiertamente sostenibles merced a la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera un total de 18,9 millones de euros derivados de la liquidación de su ejercicio presupuestario previo, "exclusivamente" por no cumplir el "requisito" de que su periodo medio de pago se ajustase al límite de 30 días.

   Y es que como ha recordado, al afrontar el Ayuntamiento el abono de diversas facturas pendientes de años anteriores, no fue posible cumplir dicha condición pese a contar con una tesorería de "más de cien millones" de euros, siendo tales fondos destinados a la amortización de deuda bancaria, siempre según lo estipulado por la citada Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

   Así, ha señalado las "dificultades" normativas que afrontan las instituciones para reinvertir sus superávit o excedentes presupuestarios. "La arquitectura de los superávit está pensada para no gastarlos", se ha quejado el alcalde hispalense, lamentando que medie "tanta letra pequeña" y "tortura" de condiciones para emplear tales fondos en políticas que reviertan en la ciudadanía.

EL "REQUISITO" PARA EL SUPERÁVIT

   No obstante, y señalando que la liquidación del ejercicio presupuestario de 2018 del Ayuntamiento hispalense arroja un superávit de más de 50 millones de euros, Espadas ha asegurado que en esta ocasión, "afortunadamente, ese requisito (del periodo medio de pago dentro del límite de 30 días) se va a cumplir ya", lo que permitirá dedicar tal montante a inversiones.

   En ese contexto, el primer edil hispalense y aspirante a revalidar el cargo ha considerado que el Estado y los ayuntamientos deben reunirse y "hablar" de aspectos que afectan a la gestión municipal, como las condiciones necesarias para inversión de los superávit, las competencias, la regla de gasto o la financiación local. A tal efecto, ha demandado "revisar" los "nefastos" aspectos competenciales de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, promovida por el anterior Ejecutivo central del PP al igual que la Ley de Estabilidad Presupuestaria, porque los ayuntamientos no pueden "prestar determinados servicios" con su financiación actual.

   Por ello, y recordando que la financiación local constituye "un problema endémico" para las administraciones municipales, el alcalde de Sevilla ha manifestado su compromiso de ser especialmente "reivindicativo" en materia de financiación local.

"NOTABLE MEJORÍA FINANCIERA"

   A colación, ha defendido que el Ayuntamiento acaba el actual mandato con buenos "datos objetivos" en materia económica, pues "la ratio de estabilidad presupuestaria", capacidad de financiación o superávit "se ha duplicado" durante estos cuatro años, mientras la deuda municipal ha caído en unos 150 millones de euros y ya se sitúa por debajo de los 300 millones. De tal modo, ha esgrimido que el Gobierno local socialista ha logrado promover esta "notable mejoría financiera" del Consistorio junto con una política fiscal "nada expansiva", pues según ha asegurado, en líneas generales actualmente en Sevilla "se pagan menos impuestos municipales" que en 2015 y 2011.

   Y mientras el candidato del PP a la Alcaldía hispalense, Beltrán Pérez, se ha comprometido a reducir hasta 42 tributos, tasas y bonificaciones con un ahorro general de unos 24,3 millones de euros para los contribuyentes, Espadas ha alertado de las promesas "irrealizables". Invocando una vez más la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, el primer edil y aspirante a revalidar el cargo ha avisado de que las rebajas impositivas inciden "por legislación" en la regla y en consecuencia en el presupuesto.

AVISO EN MATERIA FISCAL

   "Si reducimos los impuestos en diez millones de euros, por ejemplo, inexorablemente tendríamos que reducir en diez millones el presupuesto municipal", ha alertado. Así, señalando expresamente la promesa del PP en materia de impuestos, ha aseverado que "es imposible acometer una rebaja fiscal de esa magnitud, salvo que se renuncie por completo a inversiones o haya una drástica reducción de los servicios públicos o de la plantilla municipal".

   Tras ello, ha defendido que su proyecto político pasa por "no hacer locuras" en materia económica ni "hacer demagogia" con los impuestos como a su juicio hace el candidato popular.

Contador