Actualizado 25/02/2015 18:26 CET

Un estudio de la US ve obsoleta la gestión de las universidades europeas

La investigadora de la US Inmaculada Martínez
EUROPA PRESS/UNIVERSIDAD DE SEVILLA

SEVILLA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un estudio llevado a cabo por miembros del Departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la Universidad de Sevilla (US) analiza en profundidad los orígenes y evolución de las universidades públicas europeas, señalando que la forma de gestión se ha quedado obsoleta.

Los resultados señalan que las universidades europeas han sabido adaptarse a las necesidades que demanda el Espacio Europeo de Educación Superior en cuanto a los docentes y a los alumnos se refiere, pero que sin embargo la forma de gestión y la estructura organizativa de estas universidades no concuerdan con los nuevos retos de la educación actual, ha indicado la Hispalense en un comunicado.

Mientras los programas educativos han cambiado para caminar hacia una universidad competitiva, innovadora, enfocada al mercado laboral, que mejore la empleabilidad y donde se formen a ciudadanos críticos y participativos en la sociedad de hoy día, el organigrama de estas instituciones sigue siendo el mismo de principios de siglo.

"Existe una estructura matricial basada en principios tradicionales que desde la Reforma de la Universidad de Berlín en el siglo XIX se mantiene como modelo de gestión individualista donde se generan luchas de poder y falta de conexión entre los profesores", ha comentado la autora del estudio e investigadora de la Universidad de Sevilla, Inmaculada Martínez.

La tesis doctoral 'La gestión universitaria en la Educación Superior: un estudio sobre la figura de la dirección de departamento en la Universidad de Sevilla', ha sido calificada con Sobresaliente Cum Laude por unanimidad.

A través de esta tesis doctoral se realiza también un estudio en profundidad del rol de las personas que ejecutan el cargo de dirección de departamento en la Hispalense partiendo de sus propias percepciones. En el estudio han participado 30 directores de departamento --diez mujeres y veinte hombres-- que pertenecen a todas las áreas de conocimiento que son impartidas en la US.

La mayoría de los directivos consultados están en contra de que sean solo gestores los que dirijan los departamentos porque consideran que es una forma de privatizar la universidad y de convertirla en una empresa. Opinan que deben ser los docentes que conocen de verdad la institución quienes ejerzan esta labor, pero también denuncian una carga "excesiva" de burocracia y falta de recursos económicos y de personal, así como también piden tener poder de decisión y autonomía en una relación más fluida con el Rectorado.

"Consideran que el jefe de departamento es la figura que lidera el equipo de trabajo y ejerce de mediador en la resolución de conflictos, pero sin embargo no tiene una visibilidad real ni poder de actuación", ha explicado Martínez, quien añade además que esta situación repercute en la calidad de la docencia y de la investigación.