Un exdirectivo de Dhul admite que "contrató" los servicios del exchófer de Guerrero para crear una empresa

Actualizado 08/12/2014 14:52:04 CET

SEVILLA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exdirector comercial de Dhul Rafael Carvia ha asegurado en su declaración como imputado ante la juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares que "contrató" los servicios del exchófer del que fuera director general de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, para construir una fábrica de platos preparados en la localidad granadina de Lachar.

Rafael Carvia compareció como imputado el pasado miércoles ante la juez Mercedes Alaya a petición propia y después de que el pasado 10 de abril se acogiera a su derecho constitucional a no declarar, tras lo que la instructora le impuso una fianza de responsabilidad civil de 706.277,28 euros.

Según el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, el imputado relató que el exchófer de Guerrero, Juan Francisco Trujillo, se dirigió a él en plena calle, "posiblemente" a la salida de la Consejería de Empleo, y le dijo que "tienen, en plural, una empresa que se dedicaba a asesoramiento para empresas y presentación de solicitudes".

Según el imputado, el exchófer de Guerrero "se ofreció" en ese momento a Dhul, que tenía un proyecto en Lachar de construir una fábrica de platos preparados.

De este modo, y según puso de manifiesto en su declaración, "contrató los servicios" de Trujillo y de su empresa "para que estudiara las fuentes de financiación públicas para acometer este proyecto, ya fueran fondos de la Junta, fondos europeos o Feder".

En ese momento, la juez le preguntó "si no es mas cierto que eso no existió y que fué una gratificación a través" del 'conseguidor' de los ERE Juan Lanzas, "como cuenta Trujillo", a lo que el imputado contestó que no.

"LO MISMO LE DA QUE SEA CHÓFER QUE LICENCIADO EN DERECHO"

La magistrada también le preguntó si "no consideró la escasa cualificación" de Juan Francisco Trujillo "al dedicarse como actividad profesional a ser chófer de Guerrero", pero el exdirectivo de Dhul señaló que "para él en principio lo mismo le da que sea chófer, que sea licenciado en Derecho".

En su declaración, Rafael Carvia relató que, finalmente, el proyecto no se hizo "por causas ajenas a la empresa".

Asimismo, y cuestionado por las gestiones que justificarían el pago a Trujillo, el imputado dijo que éste "hizo algunas gestiones en la Delegación de Agricultura en Granada y no sabe si también en la Delegación de Obras Públicas", aunque "ésto sólo lo sabe de palabra" por el propio Trujillo.

Al hilo, afirmó recordar que, "un día, vino a Granada" el exchófer de Guerrero "y le dijo que tenía importante problemas económicos por un hotel que estaba construyendo y que si le podía adelantar el dinero", de manera que, "en un gesto de buena confianza, le creyó y previa consulta a Jose María Ruiz Mateos hijo tras preguntarle éste si tenían firmado un contrato con este señor, le pagó".

La juez, en este sentido, le preguntó por "cómo es posible que se creyera que estaba construyendo un hotel si sabía que se dedicaba a ser chófer de Guerrero", a lo que Carvia manifestó que "hay gente que tiene mucho dinero y están trabajando".

Para leer más