8 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 15:43:40 +01:00CET

Fedeme señala que el 50% de talleres de reparación de Sevilla ha cerrado y otro 50% se plantea un ERTE por coronavirus

FEDEME

SEVILLA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Empresarios del Metal (Fedeme) ha recopilado la repercusión económica y laboral de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus en el sector del metal en la provincia de Sevilla, donde ha evaluado el impacto en talleres de reparación, concesionarios de automóviles y de maquinaria agrícola, instaladores, estaciones de servicio, recambistas, aeronáutica, elevación, carroceros y remolqueros y minería. En el caso de los talleres de reparación, éstos han puesto de manifiesto que el 50% de los talleres ha cerrado ya y el otro 50% restante sigue funcionando a puerta cerrada dando salida a trabajo residual y con perspectivas de plantear ERTE ante la falta de carga de trabajo, que se calcula ha descendido en torno a un 95%.

Fedeme ha señalado en una nota que el sector del metal lo representan en la provincia de Sevilla más de 9.000 empresas y 83.000 trabajadores. El presidente de la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles de Sevilla, Francisco Javier Sánchez Ojeda, ha asegurado que "la situación en estos momentos de nuestro sector es de máxima preocupación. No hay clientes y, por tanto, la demanda de trabajo es inexistente. Para los empresarios está resultando dificilísimo aguantar el tirón y nos vemos abocados a parar nuestra actividad", así como ha expresado que "nos mostramos incrédulos ante las ayudas anunciadas por parte del Gobierno porque vemos complicado que vayan a tener reflejo en nuestro sector".

En el caso de los concesionarios de automoción, la actividad de este sector en la provincia se encuentra paralizada. La presidenta de la Asociación de Concesionarios de Turismos, Motocicletas y Vehículos Industriales de Sevilla (Asconse), Carmen Moreno, ha declarado que "nuestro sector está pasando por una crisis sin precedentes en los últimos tiempos y es evidente que son muchas las incógnitas que se nos plantean. Debemos aprovechar este in pass para reflexionar sobre cómo reconvertirnos tras esta crisis para poder hacer frente a la dura situación que se nos avecina".

Para la presidenta de la Asociación Regional Andaluza de Empresarios de Comercio de Maquinaria Agrícola (Asema), María Rosa González, "los tractores siguen trabajando y nosotros a su servicio tomando todas las precauciones. Los problemas sí empiezan a ser notables en la caída de ventas de unidades y en la financiación de stock. Los bancos aún no tienen noticias de las facilidades de créditos y aunque están a nuestra disposición, aún no tienen directrices claras. Esta crisis se une a la crisis agrícola, que nos afecta de lleno, y por tanto nuestros márgenes son cada vez menores".

En el caso de los instaladores eléctricos, El presidente de la patronal en la provincia, Juan Carlos Sevilla, ha informado que "la mayoría de las empresas del sector están trabajando al 50%, no obstante, aún seguimos operativos, lo cual es fundamental para que la economía y la actividad productiva no se pare. Muchas pequeñas empresas y autónomos han tenido que cerrar".

En el caso de los instaladores de calefacción, climatización, fontanería, gas y afines, la actividad no llega al 20%, según las estimaciones del presidente de su patronal en Sevilla, Raúl de la Peña. Los instaladores de productos petrolíferos líquidos y reparadores, dependientes de las estaciones de servicio, la situación es muy similar. "La actividad aquí está a un 15% y casi todas las empresas agrupadas en la Asociación Andaluza de Instaladores, Mantenedores y Reparadores de Productos Petrolíferos Líquidos, Appla, están planteando ERTE para reajustar la plantilla ante esta grave situación", según asegura su presidente, Paco Moreno López.

La crisis sanitaria repercute sobre la actividad de recambios del automóvil. Manuel Jiménez Maña (Recambios Jiménez Maña) ha afirmado que "las tiendas de recambios están al 10% de actividad al haberse caído prácticamente al completo la actividad en talleres y concesionarios" y ha indicado que "la venta de maquinaria ha desparecido casi al 100% y los servicios de pintura también ha tenido una caída abrupta de en torno al 85%".

La presidenta de la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Sevilla (APES), Beatriz Lacañina Pedrosa, ha explicado que "se sigue suministrando combustible y productos básicos, pero con el resto de las líneas de negocio cerradas. Las ventas de combustibles han caído un 80% pero estamos obligados a seguir abiertos".La presidenta de APES ha declarado que "la situación financiera está siendo complicada porque además los proveedores principales (petroleras) no están abiertos a negociar pagos. En breve se publicarán servicios mínimos y eso permitirá el cierre de los que lo deseen, siempre y cuando no estén en servicios mínimos". Lacañina ha apuntado que "la primera medida económica que se debe aplicar a las estaciones de servicio es la admisión de los ERTE por causa de fuerza mayor, ya que estos nos permiten ser más agiles en los plazos y disfrutar de la bonificación de los seguros sociales".

AERONÁUTICA: SI LOS ERTE NO ESTABAN PRESENTES, PUEDE EMPEZAR A CAMBIAR

El vicepresidente de Fedeme y CEO de Inespasa y UMI Aeronáutica, Antonio Ramírez García, ha explicado que "en el sector aeronáutico se mantiene la actividad con todas las medidas de seguridad y prudencia, dando respuesta a las necesidades del pasado y presente de los clientes. El futuro pinta bastante complejo ya que a los problemas ya existentes en el sector se le suma el que el turismo está gravemente afectado y por ende las aerolíneas, quienes están empezando a cancelar y retrasar pedidos. A esto hay que añadir que tanto Boeing, Bombardier y Embraer están empezando a cerrar plantas. Hasta la semana pasada eran muy pocas las empresas en las que la palabra ERTE estaba presente, pero mucho me temo que esto pueda empezar a cambiar".

Frente a la paralización de otras actividades económicas, el sector minero-metalúrgico andaluz mantiene activas sus operaciones con estrictas medidas de seguridad. "Empresas del sector como Cobre Las Cruces han puesto en marcha un protocolo específico de actuación, se han extremado las medidas de higiene y limpieza en el recinto y se han puesto en marcha importantes profundos cambios organizativos, de turnos y de horarios, aplicando sistemas de teletrabajo, para minimizar el número de personas en las instalaciones y garantizar que se guarda la distancia de seguridad. Igualmente se está realizando una intensa campaña de información y formación a todo el personal sobre las medidas preventivas", ha explicado director de Relaciones Institucionales y Recursos Humanos en CLC y miembro de la directiva de Fedeme, Ramón Naranjo Núñez.

En línea con la demanda de la Confederación Española de Organizaciones del Metal, Confemetal, "Fedeme y las empresas a las que representamos exigimos que las medidas económicas y laborales anunciadas hasta ahora se concreten en actuaciones reales, ajustadas a las necesidades, accesibles para todos, con capacidad de aplicarse de modo rápido y sencillo, y alejadas tanto como sea posible de trabas administrativas que podrían retrasar o, incluso, impedir su aplicación", ha insistido el presidente de Fedeme, Francisco Javier Moreno Muruve.

Ha solicitado que se les exima del pago de la cuota de los meses de dure la alarma, de momento marzo y abril, así como que sería conveniente incluir los alquileres de locales empresariales en la moratoria de hipotecas y suprimir el requisito del 75% de pérdida de ingresos y el aplazamiento del cobro de impuestos.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Muere el padre de Fonsi Nieto días después de perder a su abuela materna

  2. 2

    La OMS avisa de que las mascarillas de algodón pueden ser una fuente potencial de infección

  3. 3

    El Consejo Escolar del Estado desestima la propuesta de suprimir las repeticiones este curso por el coronavirus

  4. 4

    ¿Cómo hacer levadura en polvo o polvo de hornear en casa?

  5. 5

    Un telescopio ruso capta el despertar de un agujero negro