Actualizado 04/07/2010 13:36 CET

Un grupo de investigación impulsa un estudio de los materiales arqueológicos rescatados cerca de Montelirio

Uno de los collares descubiertos durante las últimas excavaciones en el dolmen d
ARCHIVO

La propuesta alude a los vestigios históricos extraídos del plan parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán

SEVILLA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo de investigación 'Atlas', adscrito al departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, ha elevado a la Consejería de Cultura una propuesta de actuación destinada al estudio e investigación de los materiales líticos, cerámicos y antropológicos rescatados durante 2007 y 2008 del plan parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán, unos suelos donde inicialmente fueron proyectados un geriátrico y una gran superficie comercial hasta que las catas arqueológicas preventivas motivaron la suspensión de tales iniciativas urbanísticas.

El profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Hispalense y Doctor en Historia Leonardo García Sanjuán, informó a Europa Press, como promotor de la iniciativa, de que este grupo de investigación bautizado 'Territorios y Paisajes en la Prehistoria Reciente de Andalucía' ha elevado a la Consejería de Cultura una "propuesta de estudio" en cuanto a los materiales arqueológicos del plan parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán. En este enclave, las excavaciones promovidas en los últimos años dentro de las cautelas patrimoniales revelaron la existencia de construcciones megalíticas, así como otros vestigios prehistóricos.

Y es que los suelos del plan parcial número cuatro, como se recordará, están enclavados en los aledaños del célebre dolmen de Montelirio, que se alza en una finca de 16.000 metros cuadrados de Castilleja de Guzmán declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Este monumento funerario, de hecho, ha sido recientemente objeto de una nueva campaña de excavaciones arqueológicas promovidas por la Consejería de Cultura al objeto de profundizar en el conocimiento de un sepulcro cuya antigüedad se remontaría, según el equipo de los arqueólogos Álvaro Fernández, Vicente Aycart y José Luis Escacena, al periodo comprendido entre los años 2.700 y 2.900 antes de Cristo.

Las excavaciones de este dolmen, además, supusieron el rescate de restos humanos pertenecientes a 19 personas, además de un fabuloso ajuar en el que destacan miles de cuentas de collar, más de cien puntas de flecha, toda una colección de figuras zoomorfas e incluso altares y estelas, lo que ha constituido uno de los hallazgos más importantes en materia arqueológica por lo que a la provincia de Sevilla se refiere.

INVESTIGACIÓN DE LOS MATERIALES RESCATADOS

La propuesta del grupo de investigación 'Atlas', así, se dirige hacia el estudio e interpretación de los materiales líticos, cerámicos y antropológicos extraídos de los suelos del plan parcial número cuatro de Castilleja de Guzmán durante las excavaciones arqueológicas consumadas durante los años 2007 y 2009 de la mano de la Consejería de Cultura, que impuso tales catas como protocolo preventivo al proyecto urbanístico destinado a edificar una gran superficie comercial y un geriátrico en estos terrenos de la cornisa del Aljarafe.

El resultado de las catas arqueológicas, de hecho, motivó que finalmente la Consejería de Cultura paralizase la iniciativa urbanística a cuenta del valor de las construcciones megalíticas localizadas entonces.

Los suelos, de cualquier forma, se localizan en el ámbito de influencia de la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Zona Arqueológica, que pesa sobre 779,16 hectáreas de los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán al albergar los vestigios del asentamiento prehistórico de la zona norte de la cornisa del Aljarafe. En este mismo entorno, de hecho, se localizan los dólmenes de La Pastora, Matarrubilla y Ontiveros.