Publicado 19/08/2021 18:55CET

Identificada en Écija (Sevilla) la tumba del último alcalde republicano, fusilado en agosto de 1936

El alcalde de Écija en el cementerio municipal
El alcalde de Écija en el cementerio municipal - AYUNTAMIENTO DE ÉCIJA

ÉCIJA (SEVILLA), 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Écija (Sevilla), David Javier García Ostos (PSOE), ha visitado recientemente en el cementerio municipal los trabajos de identificación de los restos de las víctimas del franquismo, que han comenzado hace apenas unos días, y visitaba también la tumba del último alcalde republicano de la ciudad, Juan Tamariz-Martel y Arcos, cuya sepultura se encontraba en estado de abandono y que ha sido identificada en los últimos días.

Tamariz-Martel fue fusilado en agosto de 1936, a los 46 años, y en su tumba se puede leer que falleció el 13 de agosto, por lo que, precisamente hace unos días se cumplían 85 años de su asesinato. La tumba del último alcalde republicano de Écija se encuentra en la zona de San José, cerca de la entrada del cementerio.

Los datos del enterramiento constaban en el registro del cementerio, en una hoja de libreta, y con un detalle mayor que el de otras personas represaliadas, lo que indicaría que personas con cierto nivel adquisitivo tuvieron la oportunidad de enterrar a sus familiares en una zona con una tumba individual.

El alcalde de Écija, David Javier García Ostos, visitaba la tumba de Tamariz-Martel y se refirió a una doble vertiente, colectiva e individual, que hay que tener en cuenta: "Tenemos que tener en cuenta -señaló el alcalde- que hemos de recuperar la memoria colectiva porque los pueblos que olvidan su historia están prácticamente obligados a repetirla y no podemos olvidar qué pasó en Écija en esos primeros meses de represión y lo que ocurrió posteriormente durante los siguientes 40 años".

"Tamariz-Martel era un ciudadano elegido por su pueblo, que trabajaba por su pueblo, y simplemente por eso fue asesinado y expuesto para el escarnio público durante días", agregaba.

El alcalde de Écija indicó también que "tenemos que llevar a cabo una reparación individual, porque tras la represión hubo familias con cierto poder adquisitivo que sí pudieron recuperar los restos de sus familiares para darles un enterramiento digno, pero la mayoría de los represaliados fueron a parar a las fosas comunes y sus familias no saben dónde están los restos. Por eso es importante esta labor que se hace de recuperación de los restos de las víctimas para que puedan ser entregados a las familias".

Se refiere el alcalde de Écija a los trabajos de identificación de los restos depositados en el panteón de víctimas del franquismo del cementerio, por cuyos avances se interesaba. El objetivo es exhumar y catalogar los restos para su posterior identificación y entrega a los familiares. Se trata de un proyecto presentado por la asociación CREA al Gobierno de la Nación, que lo financia con 28.000 euros en esta primera fase.

Los restos de los represaliados están en cientos de bolsas, dentro del panteón de víctimas. Según aseguró Carmen Romero, arqueóloga coordinadora del proyecto, ya "hemos extraído del panteón unas 50 bolsas, con los restos de 119 individuos, de los que 6 hemos podido corroborar que se trata de represaliados, por el tipo de lesiones que presentan en el cráneo".

Los trabajos, que dieron comienzo el pasado 2 de agosto, son muy minuciosos. Paralelamente, se lleva a cabo un muestreo genético de los familiares en esta primera fase, y también se les hace una entrevista. En este sentido, cabe recordar que hay un correo de contacto para los familiares que deseen dar o recibir información, o para el muestreo genético: memoriademocratica@ecija.es.

Para leer más