IU-CA buscará conexiones entre las empresas exoneradas en la formación y plantea dos fases para solicitar comparecientes

Publicado 12/10/2015 10:59:26CET

Decidirá citar a Susana Díaz o no en función del desarrollo de la comisión de investigación

SEVILLA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de IULV-CA tiene previsto solicitar este martes, en la primera reunión de la comisión de investigación que se ha creado en el Parlamento andaluz para dirimir responsabilidades políticas por el presunto fraude de los cursos de formación, toda la relación de empresas exoneradas y exceptuaciones concedidas por la Junta de Andalucía, y que, al menos, contemple la información de quiénes son los beneficiarios, cuáles eran el objeto del curso y la cuantía de la subvención.

En declaraciones a Europa Press, la diputada y representante de la formación de izquierdas en la comisión de investigación, Elena Cortés, ha explicado que su grupo sospecha que hay elementos de conexión entre las empresas exoneradas "que nos podrían llevar a constatar que en realidad se trata de una red de empresarios cazasubvenciones que vivían tranquilos sabiendo que no tendrían que justificar nada".

De la misma manera, IU pedirá la normativa aplicable, protocolos e instrucciones relativas a exoneraciones y exceptuaciones de las subvenciones concedidas a la formación que soportan los criterios por los que se decidían las mismas.

Y es que IU estima el fraude de la formación en "uno de cada tres euros subvencionados por la Junta", un dato que, como ha explicado Cortés, "se deriva del análisis de la última comparecencia del consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, en el Parlamento el 22 de julio".

Asimismo, en el plan de trabajo que IU defenderá en la comisión de investigación, pide que se establezcan al menos dos fases para la solicitud de comparecientes y documentación para que, "en función del discurrir de la comisión, se pueda llamar nuevos comparecientes o hacer que vuelvan a declarar los anteriores".

De esta manera, la formación de izquierdas espera que este método permita establecer "criterios más serios" a la hora de decidir si la presidenta de la Junta, Susana Díaz, tiene que ser llamada o no a declarar en esta comisión, en función de los datos e informaciones que arrojen los comparecientes de la primera ronda.

"En este momento no tenemos ninguna evidencia de que Susana Díaz vaya a arrojar luz al asunto que se investiga" y por ello proponen al resto de los grupos "rigor para no convertir la comisión en un circo".