Actualizado 13/03/2012 14:15 CET

El juez deja en libertad con cargos a los dos detenidos tras el altercado en una freiduría de Arfe

SEVILLA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un Juzgado de Sevilla ha dejado en libertad con cargos a los dos jóvenes de 32 y 29 años de edad, respectivamente, que fueron detenidos en la noche de este domingo tras entrar en una freiduría ubicada en la calle Arfe de la capital hispalense y arrojar vasos, ceniceros y las mesas de los veladores, a consecuencia de lo cual resultaron heridas tres personas que en ese momento se encontraban en el establecimiento.

En este sentido, fuentes de la investigación han informado a Europa Press de que, tras ser puestos a disposición judicial en la tarde de este lunes, el juez decretó la puesta en libertad de los dos jóvenes, aunque imputados por sendos delitos de lesiones y daños.

Fuentes de la Policía Nacional y del servicio de Emergencias 112 ya indicaron a Europa Press que los hechos tuvieron lugar sobre las 22,40 horas de este domingo, cuando varios particulares llamaron alertando de que se estaba produciendo una pelea y que había personas heridas junto al número 10 de la calle Arfe, por lo que se dio aviso a Policía Nacional, Policía Local y servicios sanitarios del 061.

Según los primeros datos aportados por los testigos, fueron dos jóvenes los que entraron en la freiduría y comenzaron a tirar objetos de los veladores, tras lo que salieron corriendo del lugar de los hechos. Gracias al testimonio de los numerosos testigos que a esa hora se encontraban en el lugar, que indicaron el lugar por donde ambos habían huido, los agentes iniciaron una persecución y pudieron localizarlos en Paseo Colón.

Así, los detenidos son D.F.M.T., nacido en 1982, y J.D.C.C., de 1979, ambos de nacionalidad española. A consecuencia de los hechos, resultaron heridos dos hombres de 46 y 40 años de edad y una mujer de 42 años, todos ellos trasladados al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla con diversas contusiones.

Las fuentes han apuntado que los detenidos no sustrajeron nada del local ni a las personas que allí se encontraban y únicamente se limitaron a tirar objetos, tras todo lo cual huyeron del lugar de los hechos.