Actualizado 07/12/2014 13:27 CET

La Junta cifra en el 0,04% el seguimiento del paro docente en las Pruebas Escala, donde no acepta la objeción familiar

SEVILLA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía ha cifrado en el 0,04 por ciento del actual espectro del profesorado andaluz el porcentaje de docentes que secundaron los paros parciales convocados con motivo de la celebración de las últimas Pruebas Escala, estandarizadas y que se realizan en todos los centros educativos andaluces en el 2º curso de Educación Primaria.

Asimismo, el consejero del ramo, Luciano Alonso, expone en una respuesta parlamentaria a pregunta del PP, consultada por Europa Press, que la objeción de conciencia declaradas por un grupo de familias andaluzas ante la realización de dichas pruebas no tiene, para el Ejecutivo andaluz, validez.

Y es que, recuerda Alonso, las instrucciones de abril de 2014 de la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa por las que se concretan determinados aspectos relacionados con las Pruebas Escala para el curso 2013-2014 especifican que "no es motivo de exención que la madre, el padre o representantes legales presenten un escrito eximiendo a su hijo o hija de la realización de la prueba, ya que se trata de una actividad curricular que el alumnado desarrolla esos días concretos".

En estos test evaluativos, por tanto, "no tiene cabida la objeción", por lo que no se ha aceptado "ni, por supuesto, registrado a efectos administrativos objeciones". Hacerlo, cree el consejero, supondría "abrir la puerta también a posibles alegaciones contra pruebas, exámenes, controles o actividades de clase en cualquiera de las áreas del currículo".

Sobre la participación del profesorado en los paros, convocados por los sindicatos Ustea y CGT, Alonso manifiesta que, existiendo un total de 48.608 docentes destinados en los centros de Educación Infantil y Primaria de la comunidad, nueve secundaron los paros el primer día de aplicación y 22 la segunda jornada.

La administración autonómica subraya su "máximo respeto" al ejercicio de la huelga en tanto que derecho reconocido a los trabajadores, si bien incide en la "importancia" de un factor tan "sustancial" del proceso educativo como la evaluación, "a la que consideramos un elemento indispensable para la mejora educativa y para la toma de decisiones, al tiempo que posibilita mayores niveles de transparencia y de rigor a la hora de rendir cuentas a la ciudadanía".

"Debemos transmitir a la comunidad educativa que los resultados obtenidos de evaluaciones como la Pruebas Escala, junto con otros indicadores aportados por los propios centros, son elementos imprescindibles para conocer la realidad educativa, sus fortalezas y sus debilidades, sin que, en ningún caso, los resultados deban utilizarse para establecer rankings entre los centros", subraya el consejero.

EL 0,65% DE ALUMNOS NO ASISTIÓ NI JUSTIFICÓ SU AUSENCIA

La Consejería, por otro lado, ha cifrado en el 0,65 por ciento el total del alumnado andaluz que no asistió ni justificó su ausencia a la celebración de las pruebas. Así, el programa de control de asistencia del sistema de información Séneca recoge 659 ausencias injustificadas durante los días de realización de la prueba, del total de 101.259 alumnos matriculados en 2º de Primaria.

Durante la celebración de las últimas pruebas, los sindicatos Ustea y CGT convocaron paros parciales como forma de oponerse tanto a las pruebas en sí como a la existencia de la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa, que consideran un "claro vehículo para la privatización de la enseñanza".

Poco después, ambos sindicatos judicializaron el caso al presentar en los tribunales incidencias concretas en las que consideraron que se habían conculcado derechos de huelga durante la celebración de las pruebas.

La campaña se inició el año previo por sindicatos y colectivos sociales y desembocó en la suspensión de las Pruebas de Diagnóstico, de las que se filtraron con carácter previo varios de los exámenes que, no obstante, se mantuvieron.

Asimismo, el movimiento hacía una llamada de atención sobre el hecho de que el mismo argumento con el que se justificó la supresión de las Pruebas de Diagnóstico --la aprobación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce)-- no se aplicara a las Pruebas Escala, "que hasta ahora se justificaban como un sondeo preparatorio para las Pruebas de Diagnóstico".

Para leer más