Actualizado 05/04/2016 20:02 CET

Junta: Los documentos quemados en un descampado de Sevilla "carecían de valor"

SEVILLA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Andalucía ha señalado este martes que los documentados quemados en un descampado del parque público Riberas del Guadaíra en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) junto a un vehículo de la Junta, hechos denunciados por el PP-A, "carecían de valor" y ha lamentado el uso "torticero" que los populares y otras fuerzas políticas han hecho de este asunto.

   En un comunicado, la Consejería de la Presidencia y Administración Local, ante la denuncia pública efectuada esta mañana por la vicesecretaria de Política Institucional del PP-A, Patricia del Pozo, sobre la quema de documentos de la Junta que podrían suponer una "gravísima infracción" administrativa, ha rechazado estas afirmaciones, toda vez que el material destruido "carecía de valor alguno" por tratarse de publicaciones "obsoletas" destinadas a su eliminación.

   Este material, "en su mayor parte" formado por folletos, cartelería, trípticos y diversos catálogos de la Consejería de Agricultura, fue "llevado en un principio para su destrucción a un punto limpio de Sevilla", pero "los trabajadores descartaron esta opción ante el temor a un posible incendio por los objetos de madera y otros objetos inflamables que existían en dicho lugar", según ha explicado el Gobierno andaluz.

   "El material quemado provenía de unos almacenes del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) que fueron desalojados para ahorrar los coste de alquiler, trasladando los elementos más valiosos o de interés a las dependencias de la Consejería y destinando los objetos inservibles a su destrucción", ha indicado la Consejería de la Presidencia, que ha asegurado que los terrenos donde se eliminó la documentación son propiedad de la Junta.

   Por todo ello, el Gobierno andaluz lamenta el uso "torticero" que desde el PP-A y otras fuerzas políticas se ha hecho de este asunto "intrascendente" y "carente de veracidad, con el único objeto desprestigiar al Ejecutivo autonómico".

   De otro lado, cabe recordar que esta mañana el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, ha informado de que la Dirección General de Política Interior de la Consejería de Justicia e Interior ha dado instrucciones a la Unidad de Policía Adscrita de la Junta de Andalucía para investigar los hechos denunciados por el PP-A.

   En este sentido, la Consejería de la Presidencia de la Junta ha remitido junto al comunicado una nota informativa de la Unidad de Policía Adscrita que señala que sobre las 13,00 horas del pasado viernes agentes de esta Unidad se dirigieron a un descampado en las traseras del Centro Fitosanitario de
Sevilla y que linda con el río Guadaíra y las vías del tren, al objeto de verificar si había algún fuego donde se estaban quemando documentos pertenecientes a la Junta de Andalucía.

   Una vez en el lugar observan "dos restos de fogatas aún echando humo". Según explica la Unidad de Policía Adscrita en la nota informativa, de los restos de fogatas se pueden recuperar "una caja vacía sin quemar con el anagrama de 'Junta de Andalucía' y  bajo éste el nombre de la Consejería de Educación, estando tachada la palabra Educación aun siendo legible ésta; varios documentos que se aprecia claramente que son folletos informativos de desarrollo rural y de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía y el resto de un cartel informativo de esta Consejería".