Actualizado 08/07/2014 14:38 CET

Madina: "Si gano Andalucía estará dentro" de una dirección "integrada"

Eduardo Madina presenta su candidatura a la Secretaría General del PSOE
Foto: EUROPA PRESS

Defiende que los programas electorales no deben ser "tesis doctorales" sino "propuestas concretas" que "cumplir sí o sí"

   MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El candidato a la Secretaría General del PSOE y diputado vasco, Eduardo Madina, cree que todos los aspirantes a liderar el partido tienen "muy claro" que la dirección que salga de este congreso tiene que ser "renovada, integrada y unida" y ha garantizado que la federación andaluza tendrá un papel importante pese a la gran diferencia de apoyos recibidos en el proceso de avales en esta comunidad, respecto de su más directo rival, Pedro Sánchez. "Si yo gano, Andalucía estará dentro", ha recalcado.

   En una entrevista con Europa Press, Madina ha defendido que el lema de este cónclave debería ser "unidad", porque el PSOE tiene que tener "una dirección fuerte al servicio de un proyecto colectivo para un país que lo necesita así".

   "Todos debemos hacerlo, creo que todos aprendimos del Congreso de Sevilla", ha señalado, recordando el momento en que Alfredo Pérez Rubalcaba ganó a Carme Chacón por 22 votos y tras el que, según muchos, el partido continuó dividido.

   Aunque ha asegurado que no ha pensado todavía en la dirección que formaría si gana el congreso, Madina ha explicado que "sin duda alguna" hablará con los secretarios generales de todas las federaciones y tratará de que "todos" se sientan "cómodos", con la Ejecutiva "resultante".

   Preguntado acerca de si, visto el resultado obtenido en avales y comparado al de su contricante Pedro Sánchez, teme llegar a la Secretaría General del PSOE con Andalucía en frente, Madina ha sido tajante: "Si yo gano el Congreso, Andalucía estará dentro". Además, ha rechazado cualquier lectura de los avales que no sea la de militantes decidiendo "de forma libre".

  "Yo creo que Andalucía tiene que jugar un papel determinante en el conjunto del PSOE, junto con otras federaciones y otros compañeros", ha señalado, insistiendo en que quiere que Andalucía esté "dentro" de su dirección y todo el PSOE salga "junto e integrado" de este proceso.

   De hecho, el diputado vasco ha señalado que "algunos de los principales referentes del PSOE" están en esta comunidad, "el primero", la secretaria general del partido en Andalucía y presidenta de la Junta, Susana Díaz.

   No ha desvelado si tiene previsto situar a un andaluz o andaluza en la Presidencia del partido porque, pero ha explicado que "cuando vea qué sucede" en la votación del día 13, tomará "decisiones".

"EL CAMBIO ESTÁ ASEGURADO" CON LOS TRES

   Madina se ha mostrado convencido de que en el PSOE "el cambio está asegurado" gane quien gane, porque está "en un proceso de cambio que está ya practicando". "No es una promesa de algo que haremos, ya lo estamos haciendo: un congreso de cambio para un PSOE distinto que pueda ser mejor", ha señalado.

   Por su parte, ha defendido que ofrece un partido "distinto", con un proyecto y unas ideas diferentes al PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba, de José Luis Rodríguez Zapatero, de Joaquín Almunia y de Felipe González, porque es "un nuevo modelo de entender esta organización".

   Así responde a quienes creen que es el candidato que trata de alejarse menos del pasado de Rodríguez Zapatero. "Tengo mi proyecto, habrá a quien le parezca parecido a algo, distinto a otra cosa. Yo sé en qué estoy yo y sólo estoy en eso", ha recalcado.

   Y, en su opinión, existen diferencias claras entre los tres aspirantes que, según ha dicho, se pudieron ver en el debate de este lunes en Ferraz, donde se mostró "qué propone cada uno, cómo es cada uno de los tres, cuáles son sus prioridades y cuál es hasta su estilo".

   Por su parte, ha subrayado que su propuesta se centra en una "transformación del partido", que comienza con el voto directo de los militantes y la transparencia, para poder cambiar después el país, con un proyecto político que sea "el más importante" desde el que el PSOE alumbró en 1982.

   Según ha explicado, su programa para el país tiene tres prioridades, la competitividad de la economía, la educación y la sanidad, a las que considera que hay que "reorientar" la inversión y el gasto, modificando además el marco fiscal para que las sociedades patrimoniales y las rentas del capitan hagan un esfuerzo fiscal mayor.

   A su juicio, este debe ser el proyecto político que presente el PSOE para las próximas elecciones. Madina ha defendido además que el programa electoral "no tiene que ser una tesis doctoral", sino que tiene que incluir "un diagnóstico objetivo y aterrizar en propuestas concretas que se puedan entender bien y que sean posibles, centradas en las prioridades que el país tiene".

   Y, además, ha recalcado que tienen que ser "compromisos irrenunciables". En su opinión, la "columna vertebral de compromisos" que incluya el programa electoral "hay que cumplirla sí o sí".

EL PSOE DEBE OFRECER "ESPERANZA CON REALIDAD"

   Madina se ha mostrado convencido de que el PSOE debe ofrecer a la ciudadanía "esperanza con realidad", porque ése es su "sitio", prsentar "propuestas de cambio posibles". "Ése es nuestro sitio, esperanza con realidad, el saco de la frustración en toda Europa ya está lleno, ya no tiene más sitio", ha recalcado.

   Desde su punto de vista, "desde hace mucho tiempo en este país se ha ofrecido" desde la parte "teórica" de la izquierda "esperanza sin realidad", mientras la derecha "está especializada en ofrecer todos los días la más cruda realidad sin ningún tipo de esperanza".

   El diputado vasco ha defendido que su partido debe tratar de llegar a "espacios de encuentro" con los movimientos sociales de todo tipo que tienen una "manera de mirar cercana" a la de los socialistas y con el objetivo de "construir un proyecto político del PSOE" al servicio de su voluntad de recuperar su "vocación de mayorías".

   Eso ahora, ha admitido, "es difícil hacerlo" y por ello ha defendido que hay que "hacerlo con más cuerpo social", con la gente que está "esperando" al PSOE.

   Pero ha subrayado que se trata de ir al "espacio político de la izquierda que representa el PSOE". Aunque ha reconocido que hay "otras formas de entender cómo es la izquierda", ha defendido que se trata de ir a los espacios sociales del PSOE que últimamente no han visto "un espacio político creíble que les sedujera compara para acompañarlo para que fuera mayoritario".

   En relación con la irrupción del partido Podemos en el espacio político, ha defendido que lo que implica es recordar a gente que "no lo tenía del todo claro" que la política en España "está en un proceso de cambio profundo". Dicho esto, ha trasladado su "respeto" y se ha preguntado si Podemos otorga "ese mismo respeto" al PSOE.

   Por su parte, ha defendido que no está proponiendo "nada distinto a lo que el PSOE ha producido en términos de colocación ideológica" en otros momentos de su historia. "No me muevo en brújulas ideológicas, yo soy socialista, soy de izquierdas y el PSOE es un partido socialista y de izquierdas. Por tanto, estoy en mi sitio", ha remachado.

"PODEMOS TENER UN BUEN RESULTADO EN LAS MUNICIPALES"

   Madina ha explicado que, si gana el congreso, se dedicará "desde el 28 de julio" a trabajar para las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015. A su juicio, con "un buen diseño de una buena campaña" el PSOE tiene "muchas posibilidades de hacer un buen resultado electoral y de salvar los ayuntamientos de este ataque a los propios gobiernos que el Gobierno del PP ha planteado", ha afirmado.

   Según ha explicado, esta campaña debería tener como ejes "prioritarios" la derogación de la reforma de la Administración local; la apuesta por una ley de financiación local que permita a los Ayuntamientos prestar servicios sociales de proximidad, y la oposición a la reforma para la elección directa de alcaldes que pretende "cambiar las reglas del juego a punto de empezar el partido" porque el PP "cree que va a perder muchas capitales de provincia".

Para leer más