Publicado 12/05/2021 19:14CET

Maeztu admite a trámite la queja de los sindicatos municipales de Alcalá (Sevilla) y fija una reunión

Los representantes sindicales en la sede del Defensor del Pueblo
Los representantes sindicales en la sede del Defensor del Pueblo - CCOO

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 12 May. (EUROPA PRESS) -

La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz ha admitido a trámite la queja promovida por la junta de personal, el comité de empresa y los sindicatos del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), gobernado por la socialista Ana Isabel Jiménez junto a Cs, en demanda de que dicha institución dirigida por Jesús Maeztu medie ante el "bloqueo sistemático" de las mesas de negociación y las comisiones paritarias.

En su escrito a Maeztu, los representantes de la plantilla municipal alcalareña señalan seis mesas sobre distintos procesos de negociación, "que se deberían no solo haber iniciado sino finalizado ya" pero que siguen sin ser convocadas, "alguna desde hace más de un año", por la edil de Recursos Humanos Ángeles Ballesteros, a la que achacan además la omisión de convocar comisiones cuya periodicidad está fijada en dos meses.

Además, lamentan el "fracaso" de los intentos de "diálogo" con el Gobierno local, invocando "los derechos de participación y negociación colectiva que la Constitución califica como fundamentales, porque son imprescindibles en una institución democrática como también debe ser el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra".

A la queja presentada a Jesús Maeztu se ha unido las cuatro últimas "sentencias firmes" del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), confirmando condenas al Ayuntamiento de Alcalá por vulneración de derechos fundamentales, pues tampoco hay hasta ahora ningún "propósito de enmienda".

Los firmantes de la queja manifiestan de nuevo su apuesta "por el diálogo de forma permanente" y "querer agotar todas las posibilidades de hacer entrar en razón a los responsables municipales", quienes en su opinión "deben ser ejemplares en el respeto a la participación y el ejercicio de derechos y libertades.

Al admitir la queja, el departamento de Maeztu da cuenta de que ha "iniciado actuaciones para una actuación mediadora", convocando a los reclamantes a una reunión para este mismo jueves.