Actualizado 25/06/2014 13:35 CET

Maldonado muestra su "máximo respeto" en la investigación de UGT y apunta que el sindicato tiene 12 meses para reintegro

SEVILLA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha expresado su "máximo respeto" por la Justicia en el caso de la investigación de presuntas irregularidades en ayudas a UGT-A por cursos de formación, tras lo que ha precisado que en el proceso de revisión de expedientes iniciado por la Consejería, el sindicato tendrá un plazo de 12 meses desde que se abre el expediente para que se acometa o no el reintegro solicitado de las ayudas.

Maldonado ha indicado que la Consejería "no tenemos ninguna valoración sobre este tema", y ha recordado que la última operación efectuada el pasado martes no es su competencia, al estar ubicada en el área de formación.

No obstante, ha indicado que sobre los expedientes de UGT-A que Economía está revisando también tiene conocimiento de ellos la Justicia, pues en su día se remitieron al Juzgado los 19 ó 20 expedientes que Economía está analizando.

Maldonado ha indicado que en su trayectoria "seguimos aplicando el derecho administrativo y mostramos respeto a la Justicia" y ha recordado que la Consejería está analizando "algunas presuntas irregularidades en algunos expedientes, y de los resultados de esos análisis estamos dando cuenta en el Parlamento".

El consejero ha explicado que el sindicato tiene un plazo de 12 meses desde que se abre el expediente dentro del procedimiento administrativo --algun procedimiento se inició a principios de 2014--, y hasta que no termine ese plazo "no tendremos un balance sobre si se ha devuelto o si se le ha requerido el dinero vía Agencia Tributaria andaluza, que será la que lleve a cabo el procedimiento final de reintegro".

Ha precisado que a día de hoy la Consejería tiene solicitado un reintegro de 1,8 millones de euros a UGT y actualmente está en el período de que el sindicato puede hacer las alegaciones que crea conveniente, justificar documentación o no "y remitir los papeles que considere pertinentes".

El consejero ha indicado que los expedientes "están en manos de funcionarios instructores", por lo que muestra su "respeto máximo" a los funcionarios, ya que "se trata de temas muy complejos, los expedientes son muy amplios y hay que dejar trabajar a los funcionarios con total libertad". "Hacemos lo que nos dicen los servicios jurídicos y lo que nos dice el Consultivo en relación con esta instrucción de los funcionarios", ha insistido.