Moreno pedirá a Díaz estabilidad institucional y reformas por el empleo

Actualizado 05/03/2014 11:00:58 CET
Actualizado 05/03/2014 11:00:58 CET

Para leer más

Moreno pedirá a Díaz estabilidad institucional y reformas por el empleo

Acudirá con ánimo "constructivo"

El candidato a la presidencia del PP-A, Juan Manuel Moreno, en Cortegana.
Foto: EUROPA PRESS

No se siente un "señalado" por Rajoy pero admite que se puede "mejorar la democracia interna" en el PP-A

   SEVILLA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Partido Popular andaluz, Juan Manuel Moreno, ha avanzado este miércoles que el próximo lunes acudirá al encuentro con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con espíritu y ánimo "constructivo" porque en estos momentos de crisis económica es necesario que "todos arrimemos el hombro" para crear empleo en la comunidad y dar solución a los principales problemas de los andaluces.

   Así lo ha dicho en una entrevista en 'Los Desayunos' de TVE, recogida por Europa Press, en la que también ha advertido, no obstante, que aprovechará la cita para pedirle a Díaz "estabilidad institucional" y "reformas" para que Andalucía no se quede "descolgada" del inicio de la recuperación económica que, en su opinión, ya se empieza a vislumbrar en otras comunidades.

   "Le voy a proponer un gran pacto por el empleo y que arrimemos el hombro todos para fomentar un escenario de creación de empleo. Porque no puede ser que, mientras en España baja la tasa de desempleo, en Andalucía suba. Y le voy a pedir también estabilidad institucional, que diga con claridad cuánto resta de legislatura y cuál es la agenda de reformas para salir de la crisis", ha explicado Moreno.

   El 'popular', que ha insistido en que el "problema fundamental" de Andalucía es su tasa de 36 por ciento de paro, también ha querido mostrar su "sorpresa" porque la presidenta de la Junta no lo haya llamado después de que el pasado fin de semana accediera a la presidencia del partido "mayoritario" en la comunidad y del partido que ganó las últimas elecciones autonómicas.

   Según ha dicho, "esperaba una llamada por cortesía" de Díaz aunque ha preferido centrarse en "lo que vendrá" a partir de ahora que, en su caso, será trabajar intensamente por darse a conocer entre los andaluces, "acercarse" a los sectores productivos para presentarle sus propuestas y hacerles ver a todos que el PP-A es el partido "del cambio" en Andalucía.

   En esa línea, y tras recalcar que nada le "distraerá" ni "desorientará" tal y como le encomendó la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, de su objetivo de conseguir la "alternancia" en la comunidad andaluza, ha asegurado que tanto él como el PP-A están "preparados" para afrontar un adelanto electoral en caso de que lo hubiera.

   Tras instar a Díaz a que "aclare" si finalmente hará como sus antecesores Manuel Chaves y José Antonio Griñán y utilizará su capacidad para "disolver" el Parlamento "en función de sus intereses electorales" en este mes de "mayo" o en "octubre", ha reiterado que el PP-A "afrontará bien" este adelanto electoral porque, según ha señalado, "todo indica que hará lo mismo que ellos porque es de la misma escuela".

   Preguntado sobre por qué cree que el PP-A no ha conseguido hasta el momento gobernar la Junta de Andalucía, Moreno ha reconocido que a su partido "le faltó", en los pasados comicios, "llegar a los municipios de menos de 20.000 habitantes, donde no caló el mensaje del cambio". De ahí,  que en su nueva Ejecutiva haya contado con dirigentes como su secretaria general, Dolores López Gabarro, que saben lo que es "conseguir victorias en feudos socialistas" y que proceden de esa "Andalucía interior" a la que el PP-A quiere acercarse para demostrarle que son "un partido interclasista y absolutamente permeable".

AVANZAR EN TRANSPARENCIA Y DEMOCRACIA

   Moreno, que defendido su propio "estilo, criterio y personalidad" ante quienes le critican por ser de 'la escuela Arenas', ha relatado también cómo decidió dar este paso al frente para presidir el PP-A y se ha afanado en negar que sea un "señalado" por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

   Así, ha vuelto a explicar que necesitaba su plácet para poder dejar el Gobierno de la Nación (en "cuestión de días" dejará su puesto como 'número dos' del Ministerio de Sanidad) pero que no habló con él directamente para comunicarle que, una vez sondeadas las direcciones provinciales de Málaga, Cádiz, Huelva y Almería y comprobar que tenía un "apoyo mayoritario", se sentía preparado para presentar su candidatura.

   "Hice que le llegara al presidente esa posibilidad de que yo concurriera. Y una vez que me llegó que no había problema por su parte, pues hasta ahora", ha resumido el malagueño, quien ha vuelto a decir que en cuanto se habló de su elección como de 'dedo divino' deseó que se presentara otra candidatura para demostrar que en el PP-A hay incluso más "democracia interna" que en el PSOE-A porque es .

   Con todo, ha reconocido que siempre "se puede mejorar en materia de transparencia y democracia interna" y que, por tanto, no tiene "ningún problema en ir avanzando" en sendos aspecto en la "medida" de sus posibilidades. "Pero el sistema fue lo más democrático posible", ha apostillado tras recordar que el propio Rajoy "animó" a que se presentaran más candidatos.

CONSENSO PARA LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

   De otro lado, y cuestionado por el modelo de financiación autonómica que va a defender el PP-A, Moreno ha señalado que se trata de un "debate intenso y muy complejo" el que se abre a partir de ahora en esta materia y que está "convencido" de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llegará "a un punto de encuentro" con todas las comunidades autónomas aunque esto no sea "fácil".

   Aunque no ha dicho claramente cuál es su modelo a seguir y criterios a fijar para la nueva financiación autonómica, sí que ha apuntado que debería "buscar el principio de justicia social y solidaridad territorial", ya que el actual modelo "pactado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con ERC" y que "apoyó" como diputada en el Congreso Susana Díaz "no quedó bien" tal y como demuestra "ese disgusto que hay en todas las comunidades".

   Sobre la propuesta de Navarra y País Vasco, ha dicho que aún no ha podido ver en que consiste y que, mientras tenga "encaje en el modelo constitucional" actual, "todo es revisable y está abierto a la reflexión".

Para leer más