El pleno de Santiponce (Sevilla) reprueba a la alcaldesa y ella levanta la sesión tras expulsar a los ediles de IU

Alcaldesa de Santiponce, Carolina Casanova
AYUNTAMIENTO DE SANTIPONCE - Archivo
Publicado 05/11/2018 11:00:34CET

SANTIPONCE (SEVILLA), 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Después de que el Gobierno municipal de Santiponce (Sevilla) quedase reducido a la alcaldesa, Carolina Casanova (PSOE), un concejal socialista y un exedil de IU, el último pleno celebrado por la institución municipal se saldó con la reprobación de la primer edil, quien levantó la sesión tras ordenar la expulsión de los capitulares de IU a cuenta de un agrio enfrentamiento con ellos, según han informado a Europa Press desde los grupos del PA y de IU.

En concreto, El Ayuntamiento de Santiponce celebraba la noche del pasado miércoles el primer pleno posterior a la renuncia a sus competencias de la concejal socialista Cristina López y del exedil del PA José Fabio Herrera, quienes recientemente abandonaban el Gobierno local de la socialista Carolina Casanova, dejando al mismo en una aguda minoría de tres ediles frente a diez concejales de la oposición.

En la sesión pesaban dos mociones del PA, otrora socio de gobierno del PSOE, en demanda de reprobar a la alcaldesa por sus actitudes "totalitarias, autoritarias y déspotas al no saber dirigir los debates democráticos del pleno", y de que la primer edil se sometiese a una cuestión de confianza en el caso de no lograr consenso suficiente para aprobar unos nuevos presupuestos municipales.

En ese sentido, el PA e IU han informado de que la reprobación de la alcaldesa fue aprobada con el voto a favor de los cuatro concejales de IU, los tres del PA y el del PP, toda vez que la edil Cristina López y el exconcejal del PA José Fabio Herrera se abstuvieron y votaron en contra el edil socialista Manuel Liria, el exedil de IU Miguel Ángel Gil y la propia alcaldesa, estos tres últimos únicos miembros del actual gobierno local poncino.

A la hora de debatir la demanda de que la primer edil se sometiese a una cuestión de confianza en caso de no lograr apoyo para aprobar unos nuevos presupuestos, según el PA e IU, el debate habría derivado en un agrio enfrentamiento entre la alcaldesa y los concejales de la federación de izquierdas, siendo invocada además la moción de censura mediante la cual Carolina Casanova arrebató la Alcaldía a IU gracias a un pacto de gobierno con el PA que después quedó roto.

Dado el caso, y siempre según el relato del PA e IU, la alcaldesa ordenó expulsar del pleno a los cuatro concejales de IU, decidiendo después levantar la sesión ante la negativa de los mismos a abandonar su bancada. Frente a dicha situación, los concejales de IU, el PA y el PP promueven un pleno extraordinario, para que se debatan las mociones pendientes en la sesión suspendida, así como un acto público en el que exponer a los vecinos "la insostenible situación de desgobierno y anarquismo que hay en el Ayuntamiento".

MANDATO CONVULSO EN SANTIPONCE

En Santiponce, recordémoslo, las últimas elecciones municipales se saldaron con la victoria de IU-CA, que contaba con cinco ediles frente a cuatro del PA, tres del PSOE y uno del PP. Después de formar IU-CA un gobierno local en solitario y franca minoría, con José López como alcalde, Miguel Ángel Gil, entonces primer teniente de alcalde, abandonó el grupo municipal de la coalición por diferencias con su propio partido, siendo cesado por el entonces alcalde y pasando a convertirse en edil no adscrito, extremo que acentuaba la minoría del gobierno municipal de IU-CA.

Después, en mayo de 2016, los cuatro concejales andalucistas y los tres del Grupo socialista formalizaron una moción de censura contra el alcalde de IU-CA, al objeto de formar un gobierno de coalición liderado por la socialista Carolina Casanova. Aquella operación, como se recordará, prosperó con ocho votos a favor (los cuatro del PA, los tres del PSOE y el del concejal no adscrito), mientras el PP se abstuvo y los cuatro ediles de IU-CA votaron en contra.

Pero meses más tarde, el concejal andalucista Justo Delgado informaba a Europa Press de que los ediles del PA habían decidido renunciar a sus competencias de gobierno, entendiendo que la primer edil socialista había "roto" el pacto de gobierno que unía al PA y al PSOE, al "excederse en sus funciones y faltar al respeto debido a las personas y hacia el desempeño de las funciones que les son propias" a los ediles andalucistas, que se habrían sentido "desautorizados de manera constante y pública" por Carolina Casanova.

Tal extremo dejaba al Gobierno local del PSOE en una cruda minoría de tres ediles de un total de 13. Pero después, la alcaldesa socialista anunciaba una reorganización del Gobierno local, con delegaciones municipales para el concejal andalucista José Fabio Herrera, al que el PA daba un plazo para que renunciase a las mismas, y para el concejal no adscrito desligado de IU-CA.

Al no renunciar José Fabio Herrera a seguir cogobernando con el PSOE, un pleno celebrado en octubre de 2017 por el Ayuntamiento poncino daba cuenta tanto de "la renuncia" de José Fabio Herrera a continuar siendo parte del Grupo andalucista, como de su "expulsión" de dicho grupo a petición de los tres restantes concejales de la formación.

Ahora, con la dimisión de José Fabrio Herrera y Cristina López a sus competencias delegadas, el Gobierno local que dirige Carolina Casanova se reduce a tres concejales de un total de 13 que componen la corporación, siendo uno de ellos el exedil de IU.