Actualizado 27/06/2009 14:04 CET

Profesores y alumnos expresan su "malestar" por la implantación de los grados para el curso 2009/2010 en la US

SEVILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Profesores y alumnos de la Universidad de Sevilla (US) expresaron su "malestar" ante la negativa del rector de la Hispalense, Joaquín Luque, a la aplicación de una moratoria activa al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), una decisión que trae como consecuencia la implantación de los grados en el curso 2009/2010 de la Hispalense.

En declaraciones a Europa Press, la Plataforma 'Por una universidad pública, democrática y de calidad. Stop Bolonia', constituida por profesores y personal administrativo y de servicios de la US, informó de que el rector, Joaquín Luque, contestó que "no" a la petición de la celebración de un claustro "extraordinario" antes del verano para debatir la implantación del Plan de Bolonia y la necesidad de una moratoria a los nuevos planes de estudio".

Así, 'Stop. Bolonia' confirmó que "hay un descontento generalizado entre el profesorado porque ha sido una tomadura de pelo". Además, achacaron falta de "sensibilidad" por parte de la US porque se ha hablado mucho del cambio de metodología docente que implica la implantación del Plan Bolonia, pero cuando ha llegado el momento de ponerlo en marcha "nos hemos dado cuenta de que no hay aulas, no hay profesorado y que lo único que se va a hacer es lo mismo del años pasado pero con un curso menos".

Asimismo, desde este colectivo se informó de que durante la sesión constitutiva del nuevo Claustro Universitario de la Hispalense, el rector dijo que "el Claustro no es competente para decidir sobre la moratoria, y que la voluntad del Rectorado era seguir adelante con todos los nuevos planes de estudio". Además, afirmó, que "buena prueba de la negativa es que ya se están haciendo las preinscripciones con los nuevos grados".

También manifestó que "la cosa es bastante penosa en la Universidad de Sevilla", porque, apuntó, "en otras universidades cuando la Junta de Facultad ha pedido la moratoria de un año el Rectorado la ha respetado. En nuestro caso, y en concreto en la Facultad de Biología, no se ha respetado".

"Todo va para adelante, sea como sea, aunque la Junta de Facultad no se vea preparada para que entren el próximo año", sentenció.

Además, dijo que aunque el Rectorado no tenga en cuenta sus reivindicaciones, es "importante" que quede constancia del descontento que hay en la comunidad universitaria por cómo se están haciendo las cosas.

"El Rectorado va para adelante pero el Cadus y la Asociación de docentes e investigadores de la universidad están en contra de que entre los grados el año que viene porque hay mucho centros que nos están preparados", subrayó.

LOS ESTUDIANTES ESTÁN DESCONTENTOS

Por su parte, el delegado del Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus), Rafael Roldán, también mostró su "malestar" por la falta de "interés" del rector de la Hispalense. "En una reunión con Joaquín Luque nos dijo que entendía que el Cadus hubiera aprobado la moratoria, pero que el no iba a aplazar la implantación de los grados".

El Cadus pidió el pasado 19 de junio tanto a la Universidad de Sevilla como a la Junta de Andalucía la paralización de la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) o Plan de Bolonia en la Universidad de Sevilla, a través de la aplicación de una moratoria que se aprobó en mayo en el pleno del Cadus.

Según indicaron entonces a Europa Press fuentes del Cadus los nuevos Planes de Estudio de Grado se habían aprobado "sin rigor, con prisas y presiones y sin contar con la debida participación de alumnos y profesores".