Publicado 02/01/2021 14:22CET

La Puebla de Cazalla (Sevilla) aborda con Junta la aparición de varios focos por "irresponsabilidad" de personas

Pruebas de cribado de Covid-19 con test de antígenos
Pruebas de cribado de Covid-19 con test de antígenos - EDUARDO BRIONES / EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde del municipio sevillano de La Puebla de Cazalla, Antonio Martín Melero, ha informado de que ha abordado con la Junta de Andalucía el aumento de casos que se está produciendo en la localidad y que se prevé en las próximas fechas ante la aparición de varios focos de coronavirus como consecuencia de la actitud "irresponsable" de varios grupos de personas.

Según los datos de la Junta de Andalucía, recogidos por Europa Press, La Puebla de Cazalla, con 10.979 habitantes, cuenta con una tasa de contagio de 72,9 casos por cada 100.000 habitantes, con ocho casos en los últimos ocho días. Cuentan con un total de 293 casos, de los que 273 están curados y ocho han muerto.

Además, cabe señalar que desde el Área de Gestión Sanitaria de Osuna se advertía en un comunicado del diagnóstico de un positivo el 29 de diciembre que había estado en un local con "un gran número de personas y sin mantener las medidas de seguridad", por lo que se recomendaba el autoaislamiento de que quienes hubieran estado allí para evitar la propagación.

En este marco, el alcalde, a través de las redes sociales municipales, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad después de que se hayan detectado varios focos de contagio provocados por personas "que no han respetado las obligaciones y recomendaciones de las autoridades sanitarias", lo que "está dando lugar a una situación que se va a complicar en los próximos días, con toda seguridad".

Destaca el "contacto permanente" con las autoridades sanitarias y recuerda que el Ayuntamiento "no puede decretar el endurecimiento de las medidas actualmente vigentes, pero sí debemos pedir encarecidamente que se cumplan con las recomendaciones". Así, insta a que se queden en casa quienes hayan estado en los focos de contagio o tenido contacto con personas positivas en Covid-19, a que cumplan los diez días de aislamento los que la tengan la prueba y su resultado sea negativo y limitar los encuentros..

"Tenemos que recordar que incumplir estas recomendaciones y aquellas obligaciones que marca la ley puede suponer la comisión de un delito contra la salud pública. Está en nuestras manos frenar esto aquí o seguir expandiendo el virus por todo el pueblo. Los riesgos son de tal gravedad y magnitud que ningún momento de ocio podría devolvernos todo lo que podemos perder si seguimos contagiando a familiares y allegados", sentencia.

Por todo ello, ha pedido que se haga "un gran ejercicio de responsabilidad por el bien común". "Por favor, responsabilidad y mentalidad colectiva para, de nuevo, superar unas semanas difíciles en nuestro pueblo", concluye.