Actualizado 02/12/2015 20:55 CET

Roban material de oficina y productos solidarios en la sede de una ONG

Han sustraído "material y equipamiento de oficina y gran cantidad de productos destinados a las madres y bebés atendidos" por la ONG

SEVILLA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La asociación Redmadre Sevilla ha formalizado esta mañana una denuncia ante la Policía Nacional, después de que su sede fuera asaltada el pasado domingo y los autores de los hechos sustrajeran material y equipamiento de oficina, así como "gran cantidad de productos destinados a las madres y bebés atendidos en la asociación y cuya entrega estaba prevista realizar próximamente".

Los hechos, según un comunicado de la organización, acontecieron en la sede de la asociación, en la calle Fragua de Vulcano, donde "los vecinos alertaron a la Policía, que se personó en el lugar de los hechos sin encontrar ninguna anomalía o indicio de delito", si bien la mañana siguiente, cuando los miembros de la asociación acudieron a la sede para realizar su actividad diaria "se encontraron el local completamente revuelto y grandes destrozos en paredes, puertas, ventanas y mobiliario", con la sustracción de "casi la totalidad del material de equipamiento y oficina, es decir ordenadores, impresoras, videoproyector, emisores térmicos o cableado".

Entre los efectos sustraídos, además, figuran "enseres y productos de puericultura, como ropa de bebé y premamá, carritos, cunas, parques infantiles y alimentación de bebés" que se tenía previsto entregar próximamente al colectivo atendido en la sede.

Teresa Galán, presidenta de Redmadre Sevilla, ha manifestado la "gran consternación e impotencia" de los miembros y el voluntariado de la asociación ante los hechos, "sobre todo una vez conocidas las reiteradas llamadas de los vecinos al teléfono de emergencias 112 advirtiendo del robo que estaban presenciando, sin que la Policía haya actuado en consecuencia". Según las declaraciones de varios testigos, dice la asociación, "los agentes que se personaron en el lugar de los hechos ni siquiera hicieron el amago de entrar en el local" argumentando que éste se encontraba "abandonado".

Los asaltantes, según la ONG, accedieron a la sede a través de un "gran hueco en la pared" tras romper la cerradura de la cancela del centro, provocando graves destrozos en puertas, ventanas y mobiliario de todas las dependencias.