Actualizado 01/12/2015 14:45 CET

El Gobierno destaca un 29% menos de robos en el campo andaluz desde 2013

Reunión Antonio Sanz y Equipos ROCA de Guardia Civil
EUROPA PRESS

SEVILLA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha confirmado este martes que las infracciones penales en el medio rural andaluz han disminuido un 29 por ciento en los dos años transcurridos desde el despliegue de los equipos ROCA de la Guardia Civil en octubre de 2013.

Así lo ha confirmado Sanz a los medios, tras asistir, junto con el general de la IV Zona de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, a una Jornada de Estudio sobre la Evolución de los Equipos ROCA celebrada este martes en el Cuartel de Eritaña, en Sevilla, en la que han participado expertos y responsables del Plan contra los Robos en el Campo que impulsan los ministerios de Agricultura e Interior.

El delegado ha destacado que, desde su entrada en funcionamiento, los agentes de los equipos Roca han mantenido más de 2.500 reuniones y 16.149 contactos con los colectivos afectados a fin de conocer de primera mano los problemas de los agricultores, mientras que han impartido decenas de conferencias formativas para "informar sobre la prevención de los robos, mejorando los niveles de comunicación entre los ganaderos y agrícolas y la propia Guardia Civil".

Según ha apuntado Sanz, son un total de 25 los equipos ROCA distribuidos en los diversos términos y municipios andaluces, y 100 efectivos que luchan contra los robos en el campo, así como por la seguridad de los entornos de explotación ganaderas y agrícolas de Andalucía, por lo que se han llegado a cursar 4.780 denuncias, detenido a 2.046 personas e imputado a 2.000 por las mencionadas infracciones.

CONTROL EN LOS CAMINOS RURALES Y MERCADILLOS

El Plan Roca ha contado con la colaboración del Seprona para intensificar el control en caminos de acceso a las fincas donde se producen los robos. Junto a ello, se han aumentado las acciones para controlar la venta de material robado, con controles de mercadillos, ventas ambulantes y almacenes y colaboración de la Guardia Civil en los controles de carretera.

Además, se han impulsado medidas contra el robo de cobre, un delito muy ligado al de los robos en el campo, prestando especial atención a los compradores, y se han establecido mapas de cultivos y sistemas de geolocalización de las fincas, poniendo las nuevas tecnologías al servicio de la seguridad de los agricultores, lo que acorta el tiempo de reacción y agiliza las investigaciones.

El delegado ha explicado que, además, se sigue trabajando para potenciar el uso de la denuncia electrónica, porque, "como bien saben los agricultores, la denuncia es fundamental para poder investigar y perseguir al delincuente".

DISMINUYEN LAS INFRACCIONES PENALES

Como consecuencia de todo ello, el número de infracciones penales registradas en el campo andaluz entre enero y octubre de este año ha sido de 4.603, lo que equivale a un descenso del 29 por ciento respecto a las 6.479 registradas en el mismo periodo de 2013, cuando aún no habían entrado en funcionamiento los equipos ROCA.

Esta tendencia la baja se confirma también en la provincia de Sevilla, donde las infracciones penales en el campo han disminuido en dos años de trabajo de los equipos Roca un 39,6 por ciento.

Igualmente, en los últimos 12 meses de 2015 han disminuido las infracciones penales en el medio rural en todas y cada una de las ocho provincias, siendo la media de descenso del 21 por ciento y Sevilla la provincia en la que se ha registrado el descenso más acusado en un año, un 32,83 por ciento.

MEDIDAS LEGISLATIVAS

Por último, Sanz ha destacado las medidas impulsas por el Gobierno central en paralelo al Plan ROCA, promoviendo las reformas legislativas necesarias para penalizar unos delitos que, según el delegado, "pueden causar un importante lucro cesante a las víctimas", especialmente cuando se trata de robo de material "indispensable para las tareas agrícolas".

Para leer más