Publicado 03/02/2021 18:13CET

Sindicatos de Tussam piden que las bajas vinculadas al Covid sean pagadas como accidente laboral para evitar "mermas"

Autobús de la Línea Norte
Autobús de la Línea Norte - AYUNTAMIENTO DE SEVILLA - Archivo

SEVILLA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las secciones de la Agrupación Sindical de Conductores (ASC), CGT y CSIF en la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, han criticado la negativa de la dirección de la empresa a que las bajas de los empleados de la plantilla relacionadas con la pandemia de coronavirus Covid-19 sean tratadas como accidente laboral, con los consecuentes efectos en las retribuciones, mientras fuentes municipales han indicado a Europa Press que la empresa se limita a "aplicar la legalidad vigente".

Estas secciones sindicales consideran que se trata de una "medida coercitiva", pues el Covid-19 "puede presentar sintomatologías muy leves que, al ser similares a las de otras enfermedades menos nocivas, hacen que el trabajador, entendiendo que no es portador del virus y para no verse afectado por la reducción en sus ingresos, acuda a su puesto de trabajo", algo que según los sindicatos sucedería "con total tranquilidad" por parte del empleado frente a las prevenciones.

Los sindicatos esgrimen el real decreto Ley de medidas urgentes en el ámbito económico y para la protección de la salud pública que considera como situación asimilada a accidente de trabajo, pero exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social, aquellos periodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocados por Covid-19.

Además, critican que la dirección de Tussam "incentive el reducir el absentismo aplicando criterios económicos por encima de la salud de los trabajadores y trabajadoras, además de no tener ningún medio para detectar la presencia del virus en cualquier trabajador al más mínimo síntoma, algo que evitaría situaciones potencialmente peligrosas".

A colación, ASC, CGT y CSIF solicitan "un plan de detección de casos de Covid-19 ante la aparición del menor síntoma, así como el pago de los emolumentos" de una manera según la cual cualquier incapacidad permanente "vinculada directa o indirectamente con la Covid-19" no implique deducciones salariales.