Actualizado 09/05/2012 18:00 CET

Los trabajadores de Crown Cork seguirán en huelga indefinida hasta que se negocie un nuevo convenio colectivo

SEVILLA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La plantilla de Crown Cork, dedicada a la fabricación de tapas para envases, ha cumplido una semana de huelga indefinida en protesta por la falta de convenio colectivo y han advertido de que mantendrán dicha huelga hasta que se negocie un nuevo convenio colectivo.

En una nota, el sindicato CCOO ha explicado que los trabajadores están realizando una concentración permanente a las puertas de la factoría.

El comité de empresa ha informado que la convocatoria la está secundando "prácticamente el cien por cien de los trabajadores", por lo que, según asegura, "la producción está totalmente paralizada desde el inicio de la huelga hace una semana".

Ha recordado que el último convenio colectivo de la empresa finalizó su vigencia en diciembre de 2008, los trabajadores han señalado que han tenido que recurrir a la huelga, "ante la prepotencia en intransigencia de la dirección de la multinacional que se niega a negociar un nuevo convenio".

Crown embalajes, ubicada en el polígono industrial Carretera de La Isla de Dos Hermanas, pertenece a la multinacional americana del mismo nombre, líder en la fabricación de envases y embalajes. Tras cuatro años sin negociar un nuevo convenio, los trabajadores de la planta han aprobado comenzar una huelga indefinida, "para defender nuestros intereses y cuando la situación se puede ver agravada tras la aprobación de la reforma laboral que puede dejar sin efecto el vigente convenio, con la pérdida de derechos que ello conllevaría".

El actual convenio finalizó su vigencia en diciembre de 2008, aunque todo su contenido quedó en vigor a la espera de la formalización de un nuevo acuerdo, "situación que no se ha producido pese a las múltiples reuniones mantenidas entre las representación de los trabajadores y la empresa".

Los trabajadores han denunciado que durante este tiempo la empresa ha intentado eliminar derechos contemplados en el convenio, "como la distribución de las vacaciones de verano y la indemnización por jubilación anticipada".

Además, la dirección de la empresa no ha aceptado ninguna de las propuestas de mejora presentadas por los representantes sindicales, "todas con el objetivo de clarificar las variadas y sesgadas interpretaciones del convenio que han dado lugar a múltiples conflictos jurídicos". Esta postura, junto a la situación económica generada por la no actualización de los salarios de la plantilla desde 2008, ha llevado a los trabajadores a convocar huelga indefinida.

La plantilla teme, además, la aplicación de la última reforma laboral y, en concreto, la supresión de la ultra actividad, "que provocaría la extinción del actual convenio en marzo de 2014 y perderíamos los derechos adquiridos durante muchos años de trabajo y esfuerzo". De llegar a este punto, los trabajadores deberían acogerse al convenio sectorial de metalgráficas, "con unas condiciones laborales, económicas y sociales que están muy por debajo de lo que nosotros hemos conseguido, especialmente en lo relativo a jornada laboral, calendario, pagas extra, salarios, modulación horaria, vacaciones y nocturnidad".

Crown Cork produce diariamente entre cinco y seis millones de tapas de envases al día, alcanzado la línea de producción anual unos 850 millones de unidades. Actualmente trabajan en esta fábrica 130 personas.