Publicado 10/04/2014 14:57CET

Víboras afirma que la Junta quiere "conseguir que lo que es bueno para Andalucía, sea bueno para Deoleo"

SEVILLA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha afirmado este jueves que la postura del Gobierno andaluz ante el proceso de venta de acciones de Deoleo es "muy clara" y se basa en "conseguir que lo que es bueno para Andalucía sea bueno para Deoleo".

De esta forma ha contestado en el Parlamento a una pregunta relativa a la valoración de la Junta de Andalucía sobre la posibilidad de que capital no español ocupe una posición destacada en esta empresa.

Como ha explicado Víboras, con sus palabras se refiere a lograr, "desde el más escrupuloso respeto a la legalidad", una empresa "que no se fragmente, sino que se fortalezca con un sólido proyecto industrial" que garantice a los productores andaluces "estabilidad, un modelo de negocio con futuro y una retribución adecuada presente y futura".

Durante su discurso la consejera ha recalcado además que apuesta por que la sede social de la empresa se sitúe en Andalucía y que tanto su capital como la toma de decisión de Deoleo "tengan un sello andaluz y, por ende, español".

Asimismo, Víboras ha expresado el deseo del Gobierno andaluz de que la entidad "adquiera un fuerte compromiso con Andalucía", se implique en el mantenimiento y creación de "empleo de calidad", conquiste nuevos mercados internacionales y refuerce su liderazgo en la economía global basándose en "la calidad del producto y la generación de valor". "Hay que acabar con la banalización de nuestro aceite", ha recalcado.

Respecto a Deoleo, la consejera ha calificado a este grupo como "una empresa líder mundial en venta de aceite envasado de oliva" y destaca que el interés de un numeroso grupo de compradores por las acciones de esta entidad demuestra que se trata de una empresa y un sector "muy apetecible", con un "gran presente y futuro, siempre que esté bien gestionado".

Elena Víboras ha explicado en la Cámara andaluza que la Junta de Andalucía está siguiendo el proceso "con mucha atención", conociendo detalles "de primera mano", y "en total sintonía con el Gobierno de España".