Spain Food Sherpas acerca la ciudad a turistas extranjeros a través de experiencias gastronómicas

Turistas mercado
EUROPA PRESS/SPAIN FOOD SHERPAS
Publicado 06/12/2014 11:29:48CET

MÁLAGA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Llegar a Málaga para conocer sus museos, sus monumentos o sus muchos atractivos turísticos es una forma de hacer turismo en la capital de la Costa del Sol, pero no la única. La empresa malagueña Spain Food Sherpas, formada por cuatro socios, ha apostado fuerte por ofrecer a los visitantes un complemento a esas actividades: las experiencias gastronómicas con productos locales.

Así, se da a conocer la ciudad desde otro punto de vista, llevando a los viajeros, fundamentalmente extranjeros, a un mercado, a visitar tiendas de ultramarinos, a disfrutar de degustaciones o incluso poniéndolos a cocinar lo que previamente han adquirido. Un servicio que pone el acento en lo auténtico y autóctono y que apuesta por los productos de proximidad.

Pedro Sánchez de la Nieta es uno de los fundadores y quien ha explicado a Europa Press cómo surgió esta empresa, que abrió el pasado mes de junio y que ha recibido ya a muchos foráneos, algunos de ellos residentes en la provincia, ávidos de conocer qué se cuece en las entrañas del mercado de Atarazanas o cómo se cocina un bacalao, una paella o qué es una chirimoya.

Todo ello de la mano de los denominados 'food sherpas', expertos en descubrir a los turistas lo mejor de la tradición culinaria malagueña y la influencia que ésta tiene en la ciudad. Este término, ha recordado Sánchez de la Nieta, lo acuñó en 2013 Jeff Gordinier, experto gastronómico del New York Times en el que los definía como los "preceptores perfectos para acompañarte en esta nueva experiencia ideada para quienes buscan descubrir el auténtico sabor de los lugares que visitan, y disfrutar de su patrimonio cultural y culinario".

Gracias a sus muchos viajes y a su inquietud, estos socios, dos de los cuales se conocieron cursando un programa de alta dirección de empresas, decidieron apostar por esta iniciativa, teniendo en cuenta el potencial turístico de Málaga capital, su gastronomía y el interés por ofrecer algo diferente que sí es habitual en otras ciudades del mundo, como París, San Francisco o Copenhague, en esta última más orientados hacia la práctica deportiva.

'TEAM BUILDING'

Los turistas que escogen estas experiencias turísticas son personas inquietas, proactivas, que participan o quieren participar de la vida y las costumbres y la cultura de un lugar a través de los ciudadanos locales. Viajeros que buscan una experiencia que suponga una inmersión cultural, un acercamiento a lo auténtico, ha puntualizado.

Son independientes, organizadores de su propio viaje y que no se angustian si no lo ven todo: prefieren disfrutar más de otro tipo de rincones más auténticos, ha precisado Sánchez de la Nieta, quien ha apuntado que en estos cinco meses de actividad su labor está dando buenos frutos. De hecho, se está abriendo otro campo de trabajo: el 'team building' o lo que es lo mismo, los eventos para los directivos de grandes empresas, no sólo extranjeras sino también españolas.

La oferta disponible por parte de esta empresa se puede conocer a través de la página web www.spainfoodsherpas.com, aunque también tiene alojamientos hoteleros de cuatro y cinco estrellas de la capital con los que colaboran. Esta empresa ha llamado la atención de muchos medios de comunicación a nivel internacional, de hecho, ha atendido a un grupo de blogueros alemanes; a periodistas británicos y hace unos días a una sueca que escribe guías para viajar en familia y que llegó con su hijo pequeño para conocer esta actividad.

Estos empresarios buscaban a un 'sherpa' extranjero que conociera Málaga, residiera aquí y que fuera el encargado de acompañar a estos turistas. Simone lleva siete años viviendo en España y está especializada en gastronomía. Gracias a la buena acogida de su iniciativa han podido contratar a gente aunque los socios siguen manteniendo sus respectivas profesiones.

No descartan dar el salto a otras provincias españolas donde ya han mostrado interés, aunque son cautos. Prefieren ir poco a poco y estar asentados para iniciar otras 'aventuras' que permitan dar a conocer otras ciudades de la mano de la gastronomía local, una riqueza que es el principal motivo de visita para muchos turistas; más aún cuando se trata de experiencias donde el visitante es el protagonista.

El precio medio de los tours es de 65 euros, incluyendo las visitas y la comida. El servicio se ofrece en cuatro idiomas: español, inglés, alemán y ahora se ha incorporado el ruso; de hecho, la página web se ha traducido a este idioma con el objetivo claro de seguir ampliando mercado y de dar a conocer los entresijos de la Málaga más culinaria y gastronómica a todo aquel que quiera disfrutar de esta experiencia.