Publicado 18/08/2021 13:31CET

Catedrático en Derecho Mercantil afirma sobre el sector oleícola que "cuanto más cerca del campo, menos se gana"

El catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad de Jaén y rector del Real Colegio de San Clemente de los Españoles en Bolonia, Ángel Martínez.
El catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad de Jaén y rector del Real Colegio de San Clemente de los Españoles en Bolonia, Ángel Martínez. - EUROPA PRESS

BAEZA (JAÉN), 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad de Jaén (UJA) y rector del Real Colegio de San Clemente de los Españoles en Bolonia (Italia), Ángel Martínez, ha afirmado este miércoles sobre el sector oleícola que, "cuanto más nos acercamos al campo, menos se gana y peor se vive".

Martínez dirige esta semana el curso 'Cadena alimentaria y norma de calidad, dos importantes retos del sector oleícola en 2021' que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) celebra en su sede jienense Antonio Machado de Baeza.

En una entrevista con Europa Press, el experto, que también es doctor en Derecho por la Universidad de Bolonia, ha explicado la relación entre la normativa que regula la competencia desleal en el sector del aceite y la actual "situación precaria" que afecta principalmente a los productores.

Sobre este colectivo, Martínez ha asegurado que "son necesarios para producir el bien de la cadena, pero son los que menos ganan, cuando no pierden", una idea que ha relacionado con la "brecha entre la ciudad y el campo" y con el "abuso de posición" y los comportamientos "no muy correctos" del algunos comercializadores.

En este sentido, el catedrático ha indicado que "las condiciones del distribuidor son claramente abusivas respecto del fabricante". Una situación que se sostiene porque "el agricultor recibe subvenciones", ha añadido Martínez, al mismo tiempo que ha puntualizado que se trata de "una estructura basada en una subvención que no es eficiente".

No obstante, el catedrático ha indicado que "hace unos años esta situación era diferente", pues entonces era el fabricante el que "tenía el poder", que ahora se ha "traspasado al comercializador", quien maneja los canales de venta y cuenta con un "dispar poder de negociación".

En este contexto, las normativas que regulan las relaciones dentro de la cadena alimentaria en España son el Real Decreto Ley 5/2020 y la Directiva de la Unión Europea 2019/633. Sin embargo, según ha señalado Martínez, esta última "aún no se ha repuesto", mientras que el plazo "terminó en mayo".

Al respecto de esta directiva europea, el director del curso ha apuntado que "podríamos prescindir de ella", pues, teniendo en cuenta las normativas nacionales que regulan la competencia y los comportamientos abusivos en España, "mientras que estas se apliquen correctamente, no necesitamos más instrumentos normativos".

"El problema es que la implementación que se hace en este país de la norma europea es siempre un corta y pega", ha criticado el catedrático, al mismo tiempo que ha propuesto "estudiar primero si se necesita esa ley" o simplemente "hay que hacer alguna intervención en ciertos temas".

También sobre la Directiva UE 2019/633, el director ha señalado que esta plantea que sean los propios agricultores quienes calculen el coste efectivo de producción y vendan su producto por encima de este. No obstante, "la realidad es que los agricultores no saben cuánto les cuesta producir un kilogramo de aceituna", por lo que la intervención normativa de los poderes públicos "debería sentarse y observar qué ocurre en el sector que van a regular", ha puntualizado el experto.

Asimismo, como solución alternativa a esta situación, Martínez también ha planteado una posible "reducción del número ingente" de productores, lo que implicaría un mayor poder en las negociaciones ante las comercializadoras, dado que en este último sector "hay muchas menos empresas".

Para leer más