Una activista saharaui alerta, en las Cortes de Aragón, de las violaciones de derechos humanos por parte de Marruecos

Actualizado 04/06/2009 20:15:21 CET

ZARAGOZA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La activista saharui Sukeina al Idrissi alertó hoy, ante la Ponencia 'Paz para el pueblo saharaui' de las Cortes de Aragón de las violaciones de derechos humanos perpetradas por el Gobierno de Marruecos contra los independentistas saharauis.

"He sufrido torturas que vuestra imaginación no puede alcanzar". De este modo inició ante los diputados de la Ponencia Paz para el Pueblo Saharaui Sukeina el Idrissi, militante en defensa de los derechos humanos. Su relato ha descrito con toda crudeza los más de diez años de cautiverio, vejaciones, abusos sexuales y torturas que sufrió en manos del Gobierno marroquí.

Sukeina, quien fue secuestrada en dos ocasiones por los servicios secretos marroquíes, visitó ya el Parlamento vasco y en los próximos días espera personarse como querellante ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para denunciar la desaparición de 526 saharauis.

"Marruecos niega su responsabilidad ante estas desapariciones --lamentó Sukeina--, pero lo que más duele es la campaña internacional que está realizando para hacer creer que ha comenzado un proceso de reconciliación y que piensa indemnizar a las víctimas. No tenemos ni justicia ni reconciliación, ni siquiera lo mínimo: la verdad".

En este sentido, informó de que el responsable del Gobierno marroquí en materia de derechos humanos visitó a las familias de los desaparecidos para ofrecerles dinero a cambio de su silencio.

La activista saharaui recordó la responsabilidad de España en este conflicto. "Nos dejaron en manos de estos vecinos que han arrasado con todo, han construido el muro de la vergüenza, han bombardeado con napalm y fósforo blanco, han torturado, violado y asesinado".

Así, recordando la pertenencia del Sahara a España hace treinta años, dijo que "este conflicto se generó con los acuerdos de Madrid y a Madrid le corresponde limpiar lo que otros han estropeado". Sukeina aseguró que hoy por hoy no es ayuda humanitaria lo que el Sahara necesita, si no intervención política para solucionar la situación.

En este sentido, destacó la importancia de los observadores internacionales e invitó a los diputados a visitar los territorios ocupados, como la ciudad natal de Sukeina, Smara, donde se repiten los malos tratos de la policía marroquí a los habitantes saharauis. Recientemente, una delegación de diputados canarios fue testigo de esta situación.

El momento más emocionante de su exposición ha sido cuando, tras narrar con suma entereza la metodología de tortura vivida en primera persona durante su primer cautiverio (de 1981 a 1991), ha roto a llorar recordando que el peor momento fue cuando, tras ser liberada, descubrió que su marido había sido obligado a divorciarse de ella, uno de sus hijos había enloquecido y otro, al que vio por última vez cuando tenía cinco meses, había muerto.

"Mi único consuelo era que, en 1991, con el alto el fuego se esperaba un referéndum, teníamos todavía la esperanza de ser independientes, pero luego llegó la decepción del plan de paz y descubrí que todo ese sacrificio no había servido para nada", dijo Al Idrissi.

Los diputados, claramente afectados por las palabras de Sukeina, agradecieron su visita y su labor. En primer lugar, Ricardo Berdié, representante del PSOE, aseguró que, desde la Ponencia, se seguirá "haciendo lo poco que en realidad se hace, en proporción a la magnitud del drama del Sahara" y ha indicado que se estudiará la invitación a visitar los territorios ocupados.

Carmen Susín, del PP, confesó estar "emocionada, por oír este relato de labios de una mujer" y ha recordado el compromiso de todos con los derechos humanos. "La presión social es la que tiene que hacer que el Gobierno se posicione ante esta causa", finalizó.

Por su parte, el portavoz del PAR, Javier Callau, se mostró convencido de que "el Estado español tomará las decisiones adecuadas, así como Aragón".

El representante de CHA, Bizén Fuster, destacó la importancia de que la sociedad conozca la situación para que se genere una respuesta política y ha reconocido que "no se está hablado del Sahara en la campaña electoral europea pero debería introducirse".

Finalmente, Patricia Luquin, coordinadora del grupo parlamentario Mixto, coincidió con la denuncia de impunidad a Marruecos y ha sugerido la importancia de la presencia de diputados, no sólo autonómicos, si no también estatales en los territorios ocupados ya que "España tiene una deuda moral, ética y política con el Sahara".