El Ayuntamiento asume la titularidad del tramo urbano completo de la avenida de Cataluña

Zaragoza.-
EUROPA PRESS
Publicado 24/05/2019 15:14:40CET

ZARAGOZA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Zaragoza ha asumido esta semana la titularidad del último de los tramos urbanos que quedaban por recibir de la avenida de Cataluña. Concretamente, el trazado ubicado entre los puntos kilométricos 324,830 y 326,180, entre la rotonda de la Z-30 y el puente sobre el río Gállego.

Este puente será la única infraestructura que mantenga la titularidad estatal y el Ministerio de Fomento invertirá un millón de euros para su adecuación.

Se trata del último de los tres tramos en los que se dividió esta vía como consecuencia del acuerdo alcanzado en la reunión que mantuvieron en marzo de 2017 el entonces ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, para su traspaso al Ayuntamiento desde los 5 kilómetros comprendidos entre la confluencia con el Tercer Cinturón hasta la rotonda de acceso a Nurel.

Como culminación del proceso técnico que se ha llevado a cabo desde entonces, el Gobierno de la Ciudad ha aprobado formalmente la solicitud de cesión y, a continuación, se ha llevado a cabo el proceso que ahora culmina.

El consejero municipal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha confiado en que la adecuación total de la avenida culmine en 2022 que es un año más tarde del inicialmente previsto debido a la demora que conlleva que 2019 no tenga, de momento, un presupuesto aprobado.

Asimismo, la inversión prevista es de unos 9 millones de euros de los que quedan pendientes 6 después de que el Ayuntamiento haya invertido un millón de euros y fomento unos 2,2 millones para actuar en un tercio de toda la vía y quedarías pendientes dos tercios, ha calculado.

CULMINA UN PROCESO DE MÁS DE UNA DÉCADA

La avenida de Cataluña es una de las vías de mayor longitud de la ciudad, con un total de 2.850 metros. Inicialmente la titularidad municipal se extendía desde el paseo de la Ribera hasta la calle Alcalde Caballero (1.400 metros), mientras que era de titularidad del Ministerio de Fomento desde Alcalde Caballero hasta el puente sobre el río Gállego. Esta vía forma parte de la antigua carretera N-II, que se prolongaba a través del Barrio de Santa Isabel.

El tramo inicialmente municipal, desde el paseo de Ribera hasta la plaza de Mozart, con una longitud de 730 metros, ya fue objeto de renovación total en el año 2003. Por su parte, el tramo entre la plaza de Mozart y la Z-30 siguió integrado en la Red de Carreteras del Estado, por lo que su titularidad recaía sobre el entonces Ministerio de Obras Públicas. Esta situación se mantuvo hasta la puesta en servicio de la Ronda de la Hispanidad (Z-30), momento a partir del cual parte de la avenida pasó a ser titularidad del Ayuntamiento de Zaragoza.

Gracias a la ejecución de la Z-40/Ronda Este y de la variante de la travesía de Santa Isabel, esta vía pasó también a tener un carácter netamente urbano y, en consecuencia, se solicitó al Ministerio su cesión, según acuerdo del pleno de 25 de febrero de 2010.

El 19 de mayo de 2011 se firmó con el Ministro de Fomento la futura cesión de la N-II entre los puntos kilométricos 324,700 y 329,000, para su adecuación como vía urbana e integración al entorno municipal.

Durante estos años, tanto el Ministerio de Fomento como el Ayuntamiento han realizado diversas actuaciones de conservación en el tramo la avenida y la travesía de Santa Isabel. Ambas administraciones han trabajado en el ámbito de sus competencias, fundamentalmente en redes de servicios y accesibilidad el Ayuntamiento y pavimentos el Ministerio.

Además, el progresivo desarrollo de varias áreas de intervención que limitan con la vía a ambos lados ha permitido la transformación de las aceras en diversos tramos, dotándolos de un carácter más urbano. El desarrollo del resto de sectores del entorno (F-54-2, F-55-2, F-55-3, F-55-4, F-55-5, F-55-1) ha afianzado el carácter urbano de los tramos afectados de la avenida Cataluña y los terrenos limítrofes.

IMPULSO

La cesión de estos tres últimos tramos recibió un impulso determinante con el acuerdo alcanzado en la reunión que mantuvieron en marzo de 2017 el entonces ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, para su traspaso al Ayuntamiento desde los 5 kilómetros comprendidos entre la confluencia con el Tercer Cinturón hasta la rotonda de acceso a Nurel.

Esta fase última de cesión ha tenido la siguiente cronología: con fecha 4 de mayo de 2018 se cedió al Ayuntamiento el tramo de la carretera N-2A, comprendido entre la glorieta con avenida Real Zaragoza en el p.K. 327+980 y la glorieta de acceso a Nurel en el P.K. 329+250.

El 5 de diciembre de 2018 se produjo la cesión al Ayuntamiento de Zaragoza del tramo de la carretera N-2A, comprendido entre el puente sobre el río Gallego en el P.K. 326+350 y la glorieta avenida Real Zaragoza en el P.K. 327+980.

Unos meses después, el 21 de mayo de 2019 se ha procedido a ceder el tramo de la carretera N-2A comprendido entre la glorieta con la carretera Z-30 en el p.k. 324+830 y el puente sobre el río Gállego en el p.k. 326+180 (Puente excluido).

Con estas tres cesiones, la zona urbana de la antigua carretera N-2A pasan a ser competencia municipal, a excepción de los puentes sobre el Río Gállego, que siguen siendo competencia del Ministerio de Fomento.

Contador

Para leer más