El Ayuntamiento de Zaragoza invierte 4,49 euros por habitante en protección y mejora del medio ambiente


Ayuntamiento de Zaragoza
EUROPA PRESS
Publicado 09/01/2019 12:27:39CET

La media nacional es de 19,57 euros por habitante, según un informe de OSUR que analiza los presupuestos de 21 ciudades entre 2010 y 2018

ZARAGOZA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Zaragoza ha invertido 4,49 euros por habitante en protección y mejora del medio ambiente en 2018, siendo la media nacional de 19,57 euros por habitante, según un informe elaborado por el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR).

La capital aragonesa es la 15ª ciudad por presupuesto destinado a esta partida de las 21 analizadas, indica dicho análisis realizado por OSUR, en el que se analiza la evolución de las cuentas municipales entre los años 2010 y 2018 para 21 ciudades españolas en base a cifras oficiales.

Los principales gastos presupuestarios del Consistorio zaragozano son actualmente bienestar comunitario, que engloba alcantarillado, abastecimiento de agua potable, recogida, gestión y tratamiento de residuos, limpieza viaria, cementerios y servicios funerarios, alumbrado público y protección al medio ambiente, con 152,45 euros por habitante, y transporte público con 106,67 euros por habitante en 2018.

Precisamente, el gasto en transporte público por habitante ha variado desde los 121 euros por habitante de 2015 a los 106 euros por habitante de 2018. Sin embargo, en la media del conjunto de los ayuntamientos analizados el gasto en este apartado es de 10,78 euros por habitante.

La evolución respecto al último mandato muestra un crecimiento de otras partidas, siendo la de vivienda la que más ha crecido en Zaragoza, con un incremento de un 216 por ciento desde los 5,4 euros de media anual por habitante hasta los 18,9 euros por habitante actuales, según se reseña en el informe de OSUR.

Le siguen educación, con un incremento de un 83 por ciento, que ha pasado de 29,21 euros por habitante en la anterior legislatura a los 53,41 euros por habitante en el mandato actual; y bienestar comunitario, con un incremento de un 30 por ciento, es decir de 111,71 euros por habitante de media anual frente a los 145,84 euros por habitante que se destinan ahora.

POCA VARIACIÓN EN EL GASTO

El Observatorio de los Servicios Urbanos (OSUR) ha analizado 21 partidas presupuestarias de 21 ciudades españolas y sus diferentes gobiernos entre los años 2010-2018. De los datos se desprende que la irrupción de los partidos del cambio en los gobiernos municipales ha variado poco el gasto respecto a los partidos tradicionales.

Así por ejemplo, la inversión en educación es ligeramente superior en 2018 por parte de los gobiernos tradicionales, con 47,63 euros por habitante frente a los 46,18 euros de los nuevos actores.

En el apartado de bienestar comunitario no hay diferencias remarcables entre ambos ayuntamientos. Así, si durante la legislatura
anterior los gobiernos tradicionales se situaban ligeramente por debajo en inversión 130,77 euros de media entre 2012 y 2014, actualmente estos invierten 153 euros por habitante de media anual frente a los 151,63 de los gobiernos municipales del cambio.

Bilbao es la ciudad que más ha gastado en suministros básicos, mientras que Valladolid se sitúa en el lado opuesto. Madrid es la que más invierte en gestión y promoción de vivienda pública con 40 euros por habitante, el doble que Barcelona.

ACERCA DE OSUR

El Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR) es una plataforma perteneciente a la Asociación por la Excelencia de los Servicios Públicos (AESP) que quiere convertirse en altavoz de las opiniones de los ciudadanos sobre sus servicios municipales.

Entre sus objetivos se encuentra la defensa de los intereses de los contribuyentes para que reciban servicios de excelencia en los aspectos más cotidianos de su vida diaria, que son precisamente los servicios que deben prestar los ayuntamientos. De esta forma pone el foco en analizar cómo se prestan los servicios de limpieza, transportes, agua, iluminación y otros servicios que dependen de los ayuntamientos.

Contador