Cerca de 1.300 escolares venden sus productos en 'Aprendiendo a emprender con Ibercaja'

Publicado 03/06/2016 17:38:35CET
Mercado cooperativas escolares. Aprendiendo a emprender con Ibercaja.
FABIÁN SIMÓN

ZARAGOZA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1.272 escolares, de 24 colegios de Zaragoza y Teruel, han participado en la sexta edición del programa 'Aprendiendo a emprender con Ibercaja', que ha finalizado este viernes con el Mercado de Cooperativas Escolares, instalado junto a la Sede Central de Ibercaja, donde han vendido sus productos.

Los escolares han ofrecido los objetos fabricados a lo largo del curso, en una iniciativa educativa que tiene como objetivo fomentar el espíritu emprendedor desde la escuela. Durante este año lectivo, el programa ha llegado a 1.589 escolares aragoneses, de 30 centros de las tres provincias, y ha conseguido llevar a cabo 75 cooperativas.

El pasado viernes, 27 de mayo, Huesca celebró la primera edición de su mercado con un total de 317 alumnos participantes, 19 cooperativas con productos y la implicación de seis colegios, que se suman a los estudiantes que hoy han llevado a cabo su proyecto de venta en Zaragoza, última fase del programa educativo.

En el mercado se han comercializado los artículos que los alumnos han realizado en régimen de cooperativas. Han sido 56 cooperativas las que han participado en este proyecto de Ibercaja y el Gobierno de Aragón, 'Aprendiendo a emprender con Ibercaja'.

Se trata de una propuesta de carácter educativo que marca un nuevo modo de entender las relaciones entre el mundo laboral y el mundo de la formación, desarrollando en los más jóvenes el espíritu emprendedor.

El jefe de la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez; el director general de Innovación, Equidad y Participación del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Jesús Garcés, y la directora gerente del Instituto Aragonés de Empleo, Ana Vázquez, han visitado las diferentes cooperativas instaladas, tras participar en el acto de clausura del programa y entrega de reconocimientos.

Los ganadores de los dos concursos, uno de logotipos y otro de catálogos de productos, de esta sexta edición han sido la cooperativa 'Zufarienses Desiguales' del Colegio Nuestra Señora del Pilar, de Zuera, y La cooperativa 'A Mano & Cía' del Colegio Compañía de María, de Zaragoza, respectivamente.

Los niños han vendido, a través de sus marcas propias, las mercancías de sus "negocios": jabones, anillos, pulseras, broches, carteras, libros, cuadernos, broches y marcos de fotos, entre otros productos.

CREAR Y GESTIONAR COOPERATIVA

Aprendiendo a emprender con Ibercaja es un proyecto educativo dirigido a alumnos de quinto y sexto de Educación Primaria que tiene como objetivo crear y gestionar, a lo largo del curso escolar, una cooperativa en la que fabrican productos que venden posteriormente en un mercado, con el objetivo de fomentar su espíritu emprendedor.

La experiencia de estos seis años de andadura ha constatado que el programa está sirviendo como un buen instrumento de la aplicación de la evaluación por competencias.

El programa está enfocado para que los jóvenes sean partícipes de todo el proceso necesario para la formación de una empresa y los contenidos giran en torno a la creación, gestión, administración y cierre de una cooperativa educativa en el aula.

CAPACIDADES PERSONALES

En la fase inicial se trabaja el descubrimiento de las capacidades personales del alumnado; le sigue la definición del negocio, en la que eligen la forma jurídica idónea, el capital de los socios y los representantes; posteriormente, tienen que trabajar sobre los temas de imagen corporativa de la empresa, la campaña publicitaria y funciones de un gabinete de comunicación. Una vez aprendidos estos conceptos, se da paso a los contenidos relacionados con la organización de la empresa y continúan con formación sobre las distintas técnicas y modelos de fabricación y comercialización.

También trabajan los contenidos relacionados con la venta de productos, desde la decoración del puesto, hasta el trato con el cliente, y aprenden a realizar los últimos cálculos, se abonan las facturas o préstamos pendientes, se devuelve el capital invertido a los socios, se calculan las ganancias y deciden en que van a invertirlas, además una parte de ellas tiene que destinarse a las actividades sociales que ellos proponen, intentando inculcarles el concepto de responsabilidad social corporativa.

El resultado final de esta iniciativa pionera en Aragón se ha materializado en los Mercado de Cooperativas Escolares celebrados en Zaragoza y Huesca que han reunido a 75 pequeñas empresas que han ofrecido una variada oferta comercial. Todo ello impregnado de grandes cantidades de ilusión e ingenio con que afrontan cualquier proyecto los niños de esa edad.