Actualizado 03/12/2014 23:29 CET

Coordinadora Vive el Parque Bruil pide proteger la sabina y los latoneros tras caer la acacia catalogada

Árboles Catalogados
COORDINADORA VIVE EL PARQUE BRUIL

ZARAGOZA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora Vive el Parque Bruil ha solicitado que se protejan la sabina y los latoneros de esta zona verde de Zaragoza después de que este pasado fin de semana se haya caído una acacia de tres espinas, una especie catalogada desde 2005.

En este sentido, han incidido en que se elabore un nuevo un plan de protección "serio" de la encina y los latoneros, árboles también catalogados, y que "si no hacemos nada pueden seguir la suerte de la acacia. Generando además con su caída un grave riesgo para las personas", han alertado.

Además, han mostrado su desacuerdo con la futura intervención que les ha presentado el Ayuntamiento de Zaragoza a realizar en el río Huerva, a la altura del parque y a través del proyecto Life, que consistiría en construir unas gradas junto al rió.

Vive el Parque Bruil ha justificado su oposición a esta intervención porque "desoye una vez mas las voces de vecinos y ecologistas, que demandamos la protección del arbolado de nuestro parque".

El Proyecto Life Zaragoza Natural en su acción B3 de Mejora de la conectividad de la matriz azul, recoge la recuperación de la conexión de la ciudad con el río Huerva, para lo que plantea que en 9.800 metros cuadrados se suavizará la pendiente de las orillas para favorecer la integración del río, a la altura del Parque Bruil.

En opinión de este colectivo y tras consultarlo con expertos del Centro Ibérico de Restauración Fluvial han considerado que si se trata de realizar una actuación en el río, "debe tenerse en cuenta los criterios de restauración fluvial tal como expresamos en el escrito entregado al Ayuntamiento en días pasados".

"DEJARLO COMO ESTA ANTES DE MALGASTAR"

Así, han detallado que su propuesta consiste en "suavizar" la pendiente desde la tapia actual hasta el cauce, con un sendero a la orilla del agua, al estilo de la actuación realizada en el Ebro, en la margen izquierda, entre el Puente de Hierro y el de Jiménez Abad.

"Todo ello de la forma más naturalizada, sin la incorporación de cemento", han incidido para puntualizar que "la elevación actual del Parque en relación al cauce es artificial" y se produjo por un aporte considerable de tierras en la orilla del río en el pasado, tal como se puede comprobar en la tapia y puerta de acceso del parque al río.

En el caso de que el presupuesto para la realización de la obra que proponen supere la partida existente, creen que "es preferible dejarlo como está, antes que despilfarrar el presupuesto publico en una línea que consideramos no responde a los planteamientos actuales de restauración fluvial".

Por otro lado, tampoco se da respuesta a los requerimientos de los Proyectos Life, en donde se trata de realizar acciones demostrativas al amparo de las directivas y recomendaciones existentes en la mejora de ríos y riberas.

Finalmente, han recalcado que la participación ciudadana "no se limita a mantener reuniones con los vecinos para luego desoír sus propuestas".

Así, han anunciado que "no estamos dispuestos a consentir que una vez más las maquinas entren en nuestro parque para realizar actuaciones apresuradas sin valorar las aportaciones que vecinos, ecologistas y expertos en la materia hemos planteado".