La Fundación Gaspar Torrente pide a la DGA que recupere el manuscrito foral donado a la Biblioteca Nacional

Publicado 21/01/2014 19:33:32CET
Biblioteca Nacional
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Gaspar Torrente para la investigación y el desarrollo del aragonesismo solicitará al Ejecutivo autonómico que recupere el manuscrito del siglo XIII, que contiene parte de los Fueros de Aragón de 1247, y que el filólogo Miguel Carabias ha donado a la Biblioteca Nacional.

Esta entidad ha considerado que el manuscrito debe ser considerado Bien de Interés Cultural (BIC), recordando que es la copia más antigua existente de los Fueros. Además, la Fundación ha reclamado al Ejecutivo que solicite a la Biblioteca Nacional que no acepte este documento y que lo transfiera en depósito a la Diputación General de Aragón (DGA).

En el caso de que el Gobierno regional, a través del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, no atienda la petición de que se declare Bien de Interés Cultural, la Fundación ha propuesto que se declare Bien Catalogado o Bien Inventariado del Patrimonio Cultural Aragonés.

El presidente de la Fundación, Ignacio López Susín, ha señalado que "estamos ante un bien de interés cultural aragonés sujeto a las prescripciones que contempla nuestra legislación destinadas a supervisar su transmisión y, en su caso, a ejercer el derecho de tanteo que permita su adquisición y custodia por parte de las instituciones aragonesas competentes".

"Las autoridades aragonesas deben mostrarse activas en este sentido así como los responsables de la Biblioteca Nacional en colaborar en el cumplimiento de la legalidad y, en su caso, en la recuperación de este bien cultural de alta significación para el pueblo aragonés", ha dicho.

Ignacio López Susín ha indicado que es obligación del Gobierno de Aragón "proteger el patrimonio aragonés y procurar su retorno" y que este documento cuenta con un importante "valor histórico, jurídico y lingüístico que sirve para reconstruir la vida del derecho aragonés desde que este puede denominarse así como ordenamiento jurídico que afecta a todo el reino".

Desde la Fundación también se cuestiona la forma de adquisición y posterior salida de Aragón y se reclama que se estudie si existe una vulneración de la Ley de Patrimonio Cultural de Aragón.