Actualizado 04/08/2009 21:54 CET

Ibeas (CHA) aboga por la ordenación del territorio para prevenir y hacer frente a los incendios

ZARAGOZA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, ha abogado por la importancia de la ordenación del territorio a la hora de prevenir y hacer frente a los incendios durante su visita de hoy a la localidad zaragozana de Valtorres, donde ha podido conocer las causas y consecuencias del incendio que se inició en el término municipal de Terrer, a 10 metros del casco urbano de Valtorres.

Nieves Ibeas ha destacado que, en este caso, el problema de Valtorres, donde el incendio ha sido consecuencia de una presunta negligencia, "es fundamental que el Gobierno de Aragón intervenga como mediador para que pueda lograrse un acuerdo satisfactorio entre los municipios de Valtorres y Terrer, para que en el futuro se garantice una corresponsabilidad eficaz a la hora de cuidar sus montes y procurar la seguridad a sus vecinos, porque la ordenación actual lo impide".

La Presidenta de CHA se ha reunido con el alcalde, Javier García, y concejales de Valtorres tras el incendio de este fin de semana para conocer las iniciativas que pueden ponerse en marcha para paliar los efectos del incendio ocurrido este fin de semana en la zona. A la cita han asistido también la vicesecretaria de CHA, Marisa Fanlo, el vicesecretario General, José Luis Soro, y el diputado en las Cortes de Aragón, Chesús Bernal

Por otra parte, la presidenta de CHA ha señalado que "nos encontramos de nuevo con las quejas de los vecinos por la falta de trabajo previo de cuidado y mantenimiento de cortafuegos y pistas forestales".

Para Nieves Ibeas, "el Gobierno de Aragón ha demostrado que desconoce el concepto de apagar incendios en invierno. Y cuando tiene que actuar lo hace con resignación ante el fuego. Sólo así se pueden explicar situaciones tan desoladoras como la que se vivió en los municipios de Valtorres, Terrer o La Vilueña el pasado fin de semana".

A su parecer, "queda de manifiesto de nuevo el desinterés del Gobierno de Aragón a la hora de poner en marcha un plan de prevención general. La gente se queja del estado de descuido en el que se encuentran los cortafuegos y las pistas forestales. De nada sirve que estén hechos si luego no se limpia la vegetación o se impide que las copas de los árboles de ambos lados se toquen".